Tucumán

Lista 137

Programa

LLEVEMOS LA IZQUIERDA A LA LEGISLATURA Y LOS CONCEJOS

Daniel Blanco gobernador,  Martin Correa Diputado Nacional

Ariel Osatinsky y Raquel Grassinocomo Senadores Nacionales.

Un régimen en descomposición

En 12 años de gobierno de Alperovich hemos asistido a un crecimiento sin frenos de los grandes negocios criminales. El narcotráfico, las redes de trata y el juego se han expandido bajo el amparo o asociados a las instituciones del estado. En todos estos años, los casos de “gatillo fácil”, violaciones, extorsiones, secuestros y bandas, que operan pagando peaje a las comisarías que les liberan las zonas para delinquir, se han multiplicado.

En la lucha por esclarecer el crimen de Paulina Lebbos se puso al descubierto todo un entramado de funcionarios del Ministerio de Seguridad, los principales jefes policiales y encumbrados miembros de la justicia que actuaron para encubrir el crimen. Todos ellos desde ayer hasta hoy cuentan con la protección del gobierno.

El caso Paulina es uno de los centenares de casos impunes denunciados en los cuales aparecen personajes vinculados al poder político o a poderososque son protegidos por el poder.

En todos estos años también han crecido las movilizaciones e incluso puebladas reclamando justicia frente a las comisarias, los tribunales o la casa de gobierno.

La Conferencia destacó la lucha que viene llevando a cabo la Comisión de Familiares Victima de la Impunidad y votó impulsar la lucha por: Justicia a todas las victimas de la impunidad. Desmantelamiento de los aparatos represivos y espionaje; Apertura de todos los archivos de los organismos de “seguridad”; Derogación de la ley de contravenciones heredada de la dictadura; Investigación de todas las comisarías denunciadas por torturas o que hayan sido partícipes del 'gatillo fácil' y de zonas liberadas para las acciones delictivas. Apertura y control de los libros de las comisarías por partes de las organizaciones de trabajadores y vecinos; Declaración de la emergencia en DDHH; Reglamentación de la ley de protección a testigos; Cárcel a los narcos y tratantes; Centros de Rehabilitación Públicos para el tratamiento de las adicciones; Elección de jueces y fiscales por el voto popular. Estatización bajo control popular de las casas de juego. Que las dietas legislativas no superen el salario de una docente con 10 años de antigüedad.

 

Un régimen de ajuste a favor de los poderosos

Estamos asistiendo a un intento de polarización del escenario político entre variantes que defienden la misma salida a la crisis y descomposición política.

Manzur, Amaya o Cano sostienen que la crisis la tienen que pagar los que viven de su propio trabajo.

Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda planteamos otra salida: que la crisis la tienen que pagar sus responsables, o sea los poderosos y sus políticos.

Sobre esa base, oponemos, al gobierno de los capitalistas, en cualquiera de sus variantes, el gobierno de los trabajadores para poder reorganizar la provincia sobre nuevas bases colocando los principales recursos, financieros, económicos y productivos bajo control de los trabajadores para que sirvan efectivamente a una política a favor de los intereses de las mayorías laboriosas.

La Conferencia destacó, en esta perspectiva, el gran crecimiento del PO y el Frente de Izquierda que obtuvo en la últimas elecciones nacionales cerca de un millón y medio de votos en todo el país. Un crecimiento que se confirmó en las recientes elecciones primarias en Salta donde terminamos terceros en la categoría de gobernador y nuestros candidatos a concejales y diputados provinciales fueron los más votados en la capital salteña.  Los buenos resultados en la elección en Mendoza confirman esta tendencia.

 

Un régimen de negociados y especulación

Ha quedado al desnudo, como nunca, que la llamada obra pública y la política de vivienda ha sido fuente de enormes negociados con sobreprecios a favor de contratistas amigas del gobierno e incluso de la propia camarilla gubernamental.

 Mientras San Miguel se llenó de torres y barrios cerrados, la inmensa mayoría de los trabajadores viven hacinados en la periferia, en barrios o en asentamientos sin urbanización.

Las inundaciones fueron favorecidas por el desmonte irracional y la construcción de barrios cerrados,pero además porque no se realizaron las obras fundamentales, prometidas en cada campaña electoral que hubieran evitado en gran medida la calamidad que sufren miles de familias inundadas.

La Conferencia saludó el triunfo de los vecinos del asentamiento de Alderete que acaban de lograr una ley de expropiación de esos terrenos y en ese marco plantear como salida de conjunto que se establezca una reserva de terrenos en la provincia destinado a un plan de construcción de viviendas sociales bajo control de los trabajadores financiado con un impuesto a los especuladores inmobiliarios y contratista de la obra publica del estado. En ese mismo sentido impulsar un plan de urbanización que asegure agua potable, cloacas a toda la población, y un plan de obras destinado a prevenir las inundaciones en base a mantener el cauce de los ríos y canales y en un sentido mas estratégico la construcción delos dique de Potrero de las Tablas y Potrero del Clavillo

 

Escenario electoral

Estamos asistiendo a un intento de polarización del escenario político entre variantes que defienden la misma salida a la crisis y descomposición política.

Manzur, Amaya o Cano sostienen que la crisis la tienen que pagar los que viven de su propio trabajo.

Desde elPartido Obrero en el Frente de Izquierda planteamos otra salida: que la crisis la tienen que pagar sus responsables, o sea los poderosos y sus políticos.

Sobre esa base, oponemos, al gobierno de los capitalistas, en cualquiera de sus variantes, el gobierno de los trabajadores para poder reorganizar la provincia sobre nuevas bases colocando los principales recursos, financieros, económicos y productivos bajo control de los trabajadores para que sirvan efectivamente a una política a favor de los intereses de las mayorías laboriosas.

La Conferencia destacó, en esta perspectiva, el gran crecimiento del PO y el Frente de Izquierda que obtuvo en la últimas elecciones nacionales cerca de un millón y medio de votos en todo el país. Un crecimiento que se confirmó en las recientes elecciones primarias en Salta donde terminamos terceros en la categoría de gobernador y nuestros candidatos a concejales y diputados provinciales fueron los más votados en la capital salteña.  Los buenos resultados en la elección en Mendoza confirman esta tendencia.

 

Las alternativas K

Manzur es el candidato elegido por Alperovich y representa el continuismo de la actual camarilla gubernamental y de su política a favor de los poderosos.

Amaya, durante 12 años defendió y aplicó la políticade atropellos y negociados de Alperovich en la capital. Los boletazos, los negociados con el Sutrappa o con la obra pública, etc., dan cuenta de ello. Después de haber sido durante 12 años uno de sus peones mas obedientes, Amaya se presenta haciendo campaña contra Alperovich llamando a reconstruir Tucumán.

 

Los “opositores”

Cano y su Acuerdo Cívico intenta presentarse como una oposición “viable”, pero es un rejunte de derecha. Sus referentes nacionales son MASSA o MACRI.

En todas las cuestiones fundamentales, donde estaban involucrados los intereses de los poderosos, han confluido con Alperovich, como ocurrió con la ley provincial del azúcar. Criticaron la situación de inseguridad existente, pero para proponer medidas de reforzamiento de los aparatos de seguridad, que la experiencia ha demostrado no son usados para combatir el delito sino para reprimir los reclamos populares. Denunciaron la corrupción existente, pero sus legisladores se negaron a responder a una encuesta periodística sobre el monto de las dietas y otros ingresos que cobran en la legislatura.

Comparten plenamente la política negrera del gobierno, por eso le han dado la espalda a las grandes luchas de los trabajadores, como ocurrió con la gran huelga docente universitaria y han planteado que el mejoramiento de la situación social depende del mejoramiento de las ganancias patronales, que es el argumento usado por las mismas patronales para superexplotar a sus trabajadores.

El bloque legislativo del Acuerdo Cívico le dio la espalda a las grandes demandas populares, como ocurrió con la Audiencia pública contra la impunidad que se realizó el 8 de julio del 2014 en la Plaza Independencia o como cuando la Comisión de Familiares Victima de la Impunidad se movilizó a la legislatura, en oportunidad del ParlaNOA, y donde ningún legislador del Acuerdo Cívico acompañó la movilización o la recibió en la legislatura.

La Conferencia destacó, frente a este escenario político, la importancia de conquistar en las próximas elecciones provinciales un bloque de la izquierda en la legislatura y los concejos como un medio político fundamental para profundizar la lucha a los diversos reclamos obreros y populares, para reforzar la organización y movilización independiente del pueblo trabajador para acabar con el régimen de ajuste e impunidad existente en la provincia