28 de abril de 2011 | #1174 | Por Partido Obrero
ACCION HUMANITARIA

Detienen en Venezuela a exiliado colombiano director de Anncol

El sábado, el ciudadano Joaquín Pérez Becerra fue detenido por las autoridades venezolanas. Según la declaración oficial del Ministerio del Interior, el detenido fue investigado por el sistema de justicia de Colombia, a través de Interpol, con alerta roja.

El ciudadano sueco-colombiano, Becerra, es un ex concejal sobreviviente de la Unión Patriótica. En 1994 obtuvo asilo político en Suecia debido a la persecución emprendida por su país. Se lo reconoce en varios países por sus contribuciones como político, periodista y escritor. Su trabajo en el portal de noticias Anncol merece ser destacado. A medida que su portavoz, el sitio web, creado por exiliados políticos colombianos, con el apoyo de personalidades de los países nórdicos, tiene como objetivo presentar una prensa alternativa e independiente. A través del sitio, los acontecimientos colombianos son analizados desde un punto de vista de izquierda. Actualmente, es miembro fundador de la Asociación Bolivariana de Comunicadores (ABC), una organización fundada en diciembre de 2009 en Caracas, en el marco del Congreso de Fundación del Movimiento Continental Bolivariano (MCB).

Llama la atención el hecho de que el periodista se trasladó por varios países europeos rumbo a Venezuela, sin ser detenido en ninguno de ellos. ¿Es que, acaso, Interpol actúa sólo en Venezuela? ¿O se trata de una detención articulada por la inteligencia colombiana como lo reconoció ayer José Obdulio Gaviria?

Es alarmante que la República Bolivariana de Venezuela se preste al papel de colaborar con una operación de persecución política, violando el principio de "no retorno". Este principio protege a las personas que, en calidad de refugiados, son sometidos en sus países de origen a una persecución indebida, cercenada su libertad y corriendo riesgo de sufrir de malos tratos y tortura. De esa manera se hace necesario recordar el número alarmante de periodistas asesinados en Colombia durante los últimos veinte años: fueron más de 150. Detalle: tres periodistas fueron asesinados el año pasado.

Aún más absurdos son los argumentos en contra de Pérez Becerra. En los países neogranadinos, se le acusa por una obra que no es un delito en cualquier país democrático. ¿Qué crimen hay en la publicación de un portal de información en la web y la publicación de opiniones disidentes de la perspectiva de un gobierno en particular? Tanto la acusación y detención a raíz de graves ataques a la libertad de información y opinión, poniendo en duda el derecho adquirido por miles de sitios de medios de comunicación alternativos a través de Internet.

Hacemos un llamado urgente a todos los partidos revolucionarios, organizaciones populares, periodistas alternativos, activistas de derechos humanos internacionalistas y, especialmente al pueblo bolivariano de Venezuela a no permitir la expulsión a Colombia de Joaquín Pérez Becerra, manifestando su rechazo a esta medida que atenta contra la vida e integridad de este periodista ante las autoridades venezolanas.

Agradecemos la participación de todos. Por lo tanto, hagan llegar sus correos electrónicos de rechazo a la expulsión o extradición de Joaquín Pérez Becerra a Colombia en los contactos oficiales de las páginas del gobierno de Venezuela: gobiernoenlinea.ve, Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores: mppre.gob.ve y el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información: mppre.gob.ve

Los mensajes también pueden enviarse a las siguientes cuentas Twiter: @chavezcandanga, @vencancilleria, @mincioficial y otras personas asociadas con el gobierno.

También te invitamos a participar en la Campaña de Solidaridad con Joaquín Pérez Becerra, enviando su adhesión a la siguiente dirección electrónica: libertadjoaquinperez@hotmail.com

Tags:

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero