28 de abril de 2011 | #1174 | Por Partido Obrero

Desarrollemos centenares de Comités de Apoyo

Resolución sobre el Frente de Izquierda

El Frente de Izquierda fue uno de los temas que más debatió el XX Congreso del PO. La resolución alcanzada busca precisar los objetivos del Frente en el actual cuadro político, sus métodos e iniciativas.

El XX Congreso señala que el "Frente de Izquierda (...) presenta un canal amplio para la expresión del movimiento surgido en repudio al asesinato de Mariano". Este movimiento puso de manifiesto la responsabilidad política del gobierno nacional con la burocracia sindical y sus patotas, con la tercerización del trabajo y la descalificación de los trabajadores, con las ‘zonas liberadas' y con el proseguimiento del negociado ferroviario armado por la privatización menemista.

Luego del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra, se produjeron los cometidos contra los Qom de Formosa por parte del gobernador Insfrán o de los vecinos en Soldati, en medio de una represión conjunta de la Federal y la Metropolitana. El crimen de Mariano no resultó, así, un hecho aislado -precedido por el del compañero Carlos Fuentealba. Pero seis meses después, aún sigue pesando en la situación política, como lo demuestran los ataques sistemáticos que recibe nuestro partido, mientras se exonera a la patronal de Ugofe y se dilata en el infinito la investigación de la policía que hoy comanda Nilda Garré -la encarnación de la "seguridad democrática", el mismo término que acuñó el colombiano Uribe para disimular la tercerización de los asesinatos en su país. El gobierno K se afana desesperado por conservar la alianza con la burocracia sindical, como lo prueban las escuchas telefónicas entre Tomada y Pedraza, y el intento de derrotar a la gran huelga petrolera en Santa Cruz, por medio de una intervención a cargo de la burocracia sindical de petroleros.

Uno de los cometidos fundamentales del Frente de Izquierda es servir de canal político al movimiento popular que salió a la calle para reclamar juicio y castigo a TODOS los culpables, primero, por el crimen en Neuquén, que encubren las fuerzas patronales que disputan la elección provincial, y el crimen contra nuestro compañero Mariano Ferreyra. La reivindicación de la expulsión de la burocracia sindical y por el fin de la tercerización, expresa todo el alcance social y político de ese movimiento popular. Vamos más allá del 1,5% que impone la ley política proscriptiva contra los partidos de izquierda; vamos por la conquista de un sector amplio de los explotados y de los luchadores.

El XX Congreso entendió que es necesario desarrollar al Frente de Izquierda, por medio de una enérgica campaña de partido. El valor del Frente reside en la posibilidad que ofrece para llevar al campo revolucionario a la izquierda militante, cuyos partidos o representaciones políticas se encuentran en el campo de los bloques capitalistas. Este cometido exige una delimitación muy clara de los métodos faccionales que persisten en el Frente, como lo muestra la extorsión puesta de manifiesto en la confección de la lista frentista en Neuquén o en la alteración de la campaña frentista en esa provincia como una campaña ‘ceramista'.

A la luz de esta caracterización, el XX Congreso del PO aprobó una campaña de formación de centenares de Comités de Bases por el Frente de Izquierda a concretarse en los sindicatos, en las concentraciones obreras y fabriles, entre la juventud estudiantil y en las barriadas populares, incluyendo en ellas a los barrios de la clase media de la zona norte de la Capital, la mayor parte asalariada, luchando contra la pauperización. El desarrollo de los Comités de Base será un termómetro seguro de la tendencia electoral de una parte importante del pueblo.

Tags:

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero