13 de octubre de 2011 | #1198 | Por Partido Obrero

Las mujeres del Frente de Izquierda copamos las calles de Bariloche

La delegación del Plenario de Trabajadoras fue un enorme golpe al planteo despolitizado que el PCR le imprime a los Encuentros.

La comunidad La Primavera de Formosa estuvo presente en nuestra delegación de la mano de Amanda y su hija, esposa e hija de Félix Díaz. Nuestra querida Elsa estuvo presente de la mano de su hija Estefanía. También, dentro de nuestra delegación, las familias de Bariloche que luchan contra la impunidad del Estado tuvieron el lugar que la conducción del Encuentro, al mando del PCR, les negó.

Junto a ellas estuvieron la diputada electa de Neuquén por el Frente de Izquierda, Gabriela Suppicich, candidatas de diferentes intendencias de la provincia y de la Ciudad de Buenos Aires.

El Encuentro Nacional de Mujeres fue el escenario de una extendida agitación por parte de las mujeres del Frente de Izquierda. Participamos de los talleres para plantear que el mejor aporte que podemos hacer al movimiento de mujeres y a nuestras luchas es sumar al progreso de una alternativa de izquierda en todo el país. Con la fuerza de la convicción de una corriente política que defiende de punta a punta el aborto legal, seguro y gratuito, la lucha contra la precarización y la pelea que diariamente libramos las mujeres contra la trata y todas las formas de violencia.

El domingo protagonizamos un acto en el Centro Cívico que tuvo como oradoras a Amanda, de la comunidad Qom, a la hija de Elsa y a otras compañeras del Plenario. Desde el acto, convocamos a las miles de mujeres que pasaban por el Centro Cívico a movilizarse masivamente el 20 de octubre en el aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra. Varios talleres se pronunciaron también, a excepción de algunos en los que la conducción del PCR se negó a consignar la convocatoria entre las resoluciones del taller -como ocurrió en el de Pueblos Originarios. En ese mismo taller, la coordinadora del PCR también se negó a consignar la propuesta de resolución expresada por Amanda de movilizar el 23 de noviembre, en el aniversario del asesinato de los hermanos Qom.

El acto de las integrantes del Frente de Izquierda hizo retroceder a las kirchneristas que habían anunciado un acto en el mismo lugar, al que terminaron trasladando a una plaza lindera. El cristinismo no existió en el Encuentro, porque no tiene nada que ofrecer a las mujeres.

En el acto de cierre, la delegación del Plenario tomó la palabra frente a las mujeres que movilizó el PCR y otras pocas que se quedaron al cierre. Gabriela Suppicich resaltó las luchas de las mujeres y llamó a todas las presentes a votar y luchar junto a la izquierda, junto al Frente de Izquierda. La silbatina de las PCR no logró acallar el alto impacto que produjo el hecho de que el Frente de Izquierda fue la única opción política que pudo ir de frente a reclamar el voto de las mujeres, porque tenemos el enorme orgullo de ser la única alternativa política que desde su fórmula presidencial con Altamira y Castillo hasta el último militante defiende de forma completa el programa de las mujeres trabajadoras.

Esta simpatía se vio traducida en que colocamos más de 500 periódicos entre una diezmada cantidad de mujeres que debatieron en los talleres, las que no pasaron las 2.600. Una cantidad similar de boletines “¡Trabajadoras!” y repartimos más de 4 mil invitaciones a la marcha por Mariano y otras tantas plataformas y cartas abiertas dirigidas a los votantes de Cristina Kirchner. Las mujeres que fuimos a enfrentar la parálisis de la conducción, recogimos una enorme adhesión política.

¡Viva las mujeres que luchan!

Tags:

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero