13 de octubre de 2011 | #1198 | Por Partido Obrero

Carigilino y Vivona en pie guerra por el "botín" de Malvinas

El Frente de Izquierda plantea: Malvinas Argentinas para los trabajadores

Malvinas Argentinas es el botín de una guerra de bandas de punteros pejotistas que, hasta ayer, amedrentaban juntos a la población del distrito.

Hoy, Luis Vivona se presenta, de la mano de Alicia Kirchner, como un opositor a Jesús Cariglino. Cariglino reina mediante el terror que imponen sus bandas de punteros desde hace ya 17 años, y a esa estructura la construyó también Vivona.

Vivona es un cariglinista de la primera hora que, cuando en 1994 el partido de General Sarmiento se dividió y se formó Malvinas Argentinas, fue el primer concejal y presidente del Concejo Deliberante, y en 1999 fue electo concejal en el mismo distrito (hombre de Menem, de Duhalde y ahora K).

“Lesiones, robos, violación domiciliaria, sustracción de bienes, abuso de armas, tentativa de homicidio, intimidación, tareas de seguimiento y espionaje” son las acusaciones mutuas que se lanzan Cariglino y Vivona en esta guerra (La Nación, 9/10); los vecinos de Malvinas no sólo sabemos que son ciertas de ambas partes- también las sufrimos en carne propia.

La ferocidad con la que el aparato pejotista se disputa hoy el distrito entre facciones contrapuestas, adelanta la forma de gobierno y la realidad de Malvinas, gane quien gane de estos dos responsables de la situación de nuestro distrito.

Para acabar con 17 años de manipulación, de trabajo precario en favor de las obras faraónicas de la intendencia. De persecución de los trabajadores que se enfrentan a esta situación, hay que colocar a Malvinas sobre otras bases sociales, económicas y políticas.

Los “progres” de Sabbatella bajaron sus candidatos en el distrito a favor de uno de Vivona, uno de los capomafia de esta “guerra”.

Para sacar a Malvinas de esta trampa hay que votar al Frente de Izquierda.

Tags:

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero