29 de octubre de 2015 | #1387 | Por Norberto E. Calducci

Gas: sendero de precios, sendero de tarifazos

Un nuevo encuentro de gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) aseguró a las empresas una duplicación del precio base del gas, llevándolo a 5 dólares por millón de BTU. Poco tiempo antes (en Neuquén), Scioli, Gallucio y CFK ya se habían comprometido a mantener el subsidio multimillonario en dólares sobre el barril de petróleo.
 
Trasladado a los precios de consumo industrial y domiciliario o para la producción de energía eléctrica, esto implica una duplicación de tarifas que, en el marco de la quita de subsidios, se descargará sobre el bolsillo de los usuarios.
 
Los gobernadores, en especial el de Neuquén -provincia que provee el 55% del gas que consume el país-, acuciados por un endeudamiento en dólares que ha quebrado sus finanzas, festejan lo que redundaría en un aumento del ingreso por regalías (estimadas para el año entrante en 1.600 millones de pesos) que, de paso, aseguran el pago puntual de la deuda usuraria y aportan garantías para la emisión de nueva deuda (Neuquén tiene trabados bonos por 350 millones de dólares y Mendoza vive una situación similar).
 
El esquema que acaban de acordar para el gas repite la realidad de los surtidores: el que paga el aumento del precio base es el usuario. Los empresarios presentes en la reunión tomaron el anuncio como una "excelente noticia".
 
¿Más inversiones?
 
Para Sapag, este nuevo precio base del gas en boca de pozo atraerá "nuevas inversiones y mayor producción" y permitirá concretar los planes, aún en pañales, de las grandes operadoras con proyectos en la provincia: Shell, Esso, Petrobras, Total, Petronas, Wintershall, Dow, etc.
 
Sin embargo, los números, por ahora, dicen lo contrario. Las empresas ya estaban recibiendo 7,5 dólares por millón de BTU sobre todo metro cúbico de "nueva" producción. Este monto, un 50% superior al ahora reconocido como valor base, no ha provocado un despegue acorde en la producción local.
 
Según datos de la Subsecretaría de Minería e Hidrocarburos de Neuquén, desde 2004 a 2014, la producción total de gas de la provincia cayó un 38%. El "nuevo" gas no convencional (tight gas), con mayor precio, luego de varios años de producción, apenas representa el 20% del total de la producción. Incluso, entre 2013 y 2014 ha caído la producción por pozo perforado del tight.
 
Es decir, ni aún con un precio del gas superior al comprometido por Scioli, las empresas invierten como para revertir la caída de producción total con "nueva" producción.
 
Una reunión de campaña
 
Según se informa, la reunión del Alvear había sido convocada, previamente, por Wado de Pedro en Caleta Olivia de un día para otro. Pero se habría levantado por orden de Zannini. Se rehízo de apuro en Buenos Aires y el propio Sapag no sabía aún el día anterior si iba a concurrir.
Está claro que son anuncios y compromisos preelectorales del candidato del FpV, y que los gobernadores van de claque de lujo. Está claro, también, que en las idas y vueltas se estuvo jugando la propia interna del FpV. Cada gobernador puso precio a su asistencia, a costa del bolsillo de los habitantes de su provincia.
 
La nacionalización de la industria petrolera bajo gestión obrera, que impulsa el FIT, es la única salida para una explotación racional y ambiental del recurso. Es la única, además, que volcaría las divisas obtenidas a un plan de industrialización del país.
 
Tags: hidrocarburos, coordinadora-gas-del-estado, po-1387

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero