29 de octubre de 2015 | #1387 | Por Marcelo Ramal

La votación del Frente de Izquierda

En las elecciones de este domingo, el Frente de Izquierda obtuvo unos 800.000 votos a Presidente, lo que representa un pequeño aumento (9 por ciento) respecto de lo alcanzado por sus dos listas en las Paso de agosto. Por un lado, el FIT no logró sumar la totalidad o la mayor parte de los votantes de las listas de izquierda que no superaron las Paso y habrían agregado más de 200.000 sufragios a nuestra votación. Por el otro, es probable que una porción -menor- de quienes votaron a las listas del FIT en la interna lo hicieran ahora por otras listas. En favor de nuestra votación, debe decirse que resistimos la presión fenomenal de los últimos días por la polarización del voto en torno de las candidaturas principales; algo que pulverizó, por ejemplo, a la centroizquierdista y filo-macrista Margarita Stolbizer.
 
Más allá de la votación presidencial, el Frente de Izquierda colocó una línea de resistencia contra el "voto útil" y cosechó votaciones importantes a diputados nacionales. Llegamos en ese tramo a los 950.000 votos, con un corte de boleta que promedió el 20% en el país. En la provincia de Buenos Aires, los casi 50.000 votos de corte en favor de la candidatura a diputado nacional permitieron superar el piso del 3 por ciento del padrón, y lograr el reingreso de Néstor Pitrola en el Congreso. Desde diciembre, el Frente de Izquierda contará con cuatro diputados en el Congreso nacional: Pablo López, Soledad Sosa (asumiendo por rotación la banca que hoy ocupa Del Caño) y Néstor Pitrola, todos del Partido Obrero, y Myriam Bregman del PTS.
 
Está claro, sin embargo, que estas votaciones han sido inferiores a las que logramos en 2013. En comparación con aquellas elecciones, la suma nacional de las votaciones a diputados del domingo pasado resultó un 22% inferior.1 Esa caída se atenúa en los grandes distritos, entre un 10 y 15% respecto de la votación de 2013. En los grandes centros urbanos y concentraciones obreras, la votación a diputados de las listas del FIT ha sido significativa: en el Gran Mendoza llegamos al 14-15 por ciento y en Córdoba capital al 9; del 4, 5 al 5 por ciento en la primera y tercera sección del Gran Buenos Aires, y aún mayor en distritos obreros por excelencia como Ensenada u Olavaria, resistiendo la triple polarización planteada por la batalla presidencial, la disputa por la gobernación y la sangrienta guerra por las intendencias. Llegamos al 10 por ciento en la capital salteña, al 6 en el Alto Valle y al 9 por ciento en Bariloche, el 6% en Tierra del Fuego y son de destacar las elecciones en Neuquén con 8,3% a diputados y en Jujuy con un 7% a diputados provinciales.
 
La clase obrera y el voto al Frente de Izquierda
 
Nuestra agitación electoral se concentró en los grandes centros obreros, hospitales, escuelas y reparticiones. Pero en todos los casos, la conquista del voto exigió de una lucha y una clarificación políticas. Al cerrar el último acto del 1° de Mayo, Altamira señaló que el desempeño electoral del FIT está ligado a la marcha de la lucha de clases y de la acción de la clase obrera contra el ajuste puesto en marcha por los "nac y pop" (despidos, impuesto al salario, regimentación de las paritarias). Ese proceso de lucha atravesó un reflujo, que debe ser cargado a la cuenta de la burocracia. La "tregua" en la cual se empeñaron desde Caló hasta Moyano, sin excepción, buscó contener cualquier protagonismo de la clase obrera en el curso de la transición presidencial. De ese modo, la burocracia se empeñó para que los trabajadores canalizaran la inquietud resultante de la descomposición del "modelo" -carestía, despidos, impuesto al salario- en torno de las salidas capitalistas. En este cuadro, la conquista del voto de los trabajadores constituyó una lucha política, que reforzó la delimitación y conquista de activistas. Sus expresiones fueron los pronunciamientos de centenares de luchadores obreros por el voto al FIT en Capital y en Buenos Aires, y que replicaron los dirigentes clasistas de ATE en Mendoza. Otra expresión de esta adhesión, en los últimos días de campaña, se manifestó en los numerosos spots caseros de apoyo al FIT, filmados en los túneles del subte, fábricas, hospitales y escuelas.
 
Un año de votaciones
 
La elección de este domingo ha sido el remate de un conjunto de batallas electorales provinciales, donde hemos ampliado y renovado nuestra representación legislativa en casi todas las provincias. Como en esos comicios anticipados, el FIT no alcanzó los niveles de la gran elección de 2013, cuando el agravamiento de la crisis económica terminó fisurando al bloque oficial (Massa) y dando por tierra con la tentativa reeleccionista de Cristina. Pero al mismo tiempo, estamos muy por arriba de nuestra primera elección: la votación presidencial de este domingo fue un 58% superior a las generales de 2011, cuando logramos 503.000 votos.
 
El Frente de Izquierda se ha consolidado como polo político de los trabajadores más activos, la juventud y los luchadores, un lugar que debe valorarse incluso en los retrocesos. Ingresamos con esa autoridad en un período de grandes crisis políticas y sociales, en el marco de los gabinetes ajustadores que preparan Macri y Scioli. La superación de nuestros límites exige acentuar la acción del Partido Obrero y del Frente de Izquierda en el plano político y de la intervención en las organizaciones obreras, profundizando la lucha por la expulsión de la burocracia de los sindicatos y de todos los agentes del Estado en las organizaciones de lucha, junto al reclutamiento y capacitación política de los elementos más avanzados de los trabajadores.
 
 
1. Debe tenerse en cuenta que en 2015 no superamos las Paso en un conjunto de distritos donde sí lo habíamos hecho en 2013; ello, por el efecto negativo de haber dividido los votos en las Paso con una lista que no contaba con candidatos locales. Es el caso, entre otros, de Catamarca, Santiago, La Rioja, San Juan y Formosa. El mismo efecto complicó en la provincia de Buenos Aires, al dejarnos fuera de las Paso en las categorías locales de decenas de distritos.
Tags: frente-de-izquierda, po-1387, eleccion-octubre

Sobre el Autor

Marcelo Ramal

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero