29 de octubre de 2015 | #1387 | Por Corresponsal

Salta: el Partido Obrero vuelve a crecer

Como en el país, la elección en Salta ha abierto un nuevo escenario político. Si se miran los números, el Frente para la Victoria (Scioli) obtiene el 40,5% de los votos para presidente, retrocediendo cuatro puntos por referencia a las Paso y diez respecto al 51% que obtuvo Urtubey en la elección para gobernador, en mayo.
 
Esto podría ser apreciado como una derrota política de significación para quien actuó como una especie de jefe de campaña, en la línea de un gobierno de Scioli apoyado en la liga de gobernadores y desprendido de todo condicionante de la camarilla K. Podría considerarse también la respuesta de la población trabajadora a los tarifazos que descargó contra el pueblo luego de las elecciones provinciales.
 
Pero Urtubey expresa los intereses más generales de la burguesía que reclama un viraje, por eso también ha puesto huevos en la canasta de Macri. Como éste, es un vocero destacado de la necesidad de un ajuste antiobrero y de un acuerdo urgente con los fondos buitre. Así fue como designó -para encabezar su lista de diputados- a Javier David, ex jefe del bloque romerista, ex secretario de Hacienda de Romero y ex jefe de gabinete económico de Macri entre 2007 y 2008.
 
No es extraño, entonces, que el propio Urtubey haya escogido a Nanni, un miembro de la UCR candidato de Macri, como la "oposición deseable", al punto que el Estado le garantizó la campaña de prensa y le aportó los recursos; en oposición, entre otras razones, al desarrollo del PO.
Se abre un período de vertiginosos desplazamientos políticos, antes o después del balotaje. Urtubey hasta podría pasar, sin demasiados preámbulos, de candidato a integrar el gabinete de Scioli a pieza clave de un gobierno Macri en el NOA.
 
El voto al PO
 
El Frente de Izquierda obtiene 2,77% de votos para presidente en toda la provincia y llega a 6,64% para diputados nacionales con Claudio Del Plá y al 7,34% para la representación al Parlasur con Pablo López. Estos porcentajes mejoran sustancialmente en Salta capital, donde Claudio Del Plá obtiene casi un 10% y Pablo López más del 11%.
 
Es un ascenso respecto a los resultados de las Paso del 9 de agosto. Nuestro candidato a diputado nacional, en apenas dos meses y medio, pasó de 26.000 a 42.000 votos, cambiando la tendencia declinante que se venía dando desde las Paso provinciales de principios de año.
En relación a la votación a presidente, el 2,77% está por debajo del 3,20% obtenido por las dos listas del FIT en las Paso -es decir, la fórmula liderada por Del Caño no llegó a sumar el caudal de ambas.
 
Probablemente, nuestra candidatura a diputado nacional logró canalizar los 20.000 votos de la izquierda y centroizquierda que no pasó el piso proscriptivo de las Paso.
 
Con este nuevo crecimiento, le hemos dado un golpe al régimen dominante que, desde nuestro triunfo en Salta capital en 2013, organizó un operativo para hacernos desaparecer como alternativa política. Tenemos ahora un mejor escenario político para desarrollar al Partido Obrero y superar las limitaciones de este desarrollo, que explican cierta volatilidad de nuestros resultados. La votación del PO debe ser vista en perspectiva, desde el momento que encarna el movimiento de lucha de la provincia contra el ajuste inexorable que se viene, adelantado por las patronales del campo que reclaman a viva voz y con la "acción directa" la devaluación y la devolución de las retenciones. De las seis listas que se presentaron a presidente y de las cuatro que se enfrentaron a nivel de diputados sólo la del PO planteó un programa para enfrentar el ajuste capitalista y desenvolver una reorganización social en la perspectiva de un gobierno de trabajadores.
Tags: frente-de-izquierda, partido-obrero, salta, po-1387

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero