29 de octubre de 2015 | #1387 | Por Félix Wul

Los compañeros del Hospital Fiorito marcan el camino

Los compañeros del Hospital Fiorito han protagonizado un hecho excepcional: a contramano de la orientación de sus direcciones sindicales, resolvieron, en asamblea, continuar el plan de lucha por la reapertura del Servicio de Neonatología y marchar a cortar el Puente Pueyrredón como habían resuelto en la asamblea anterior, rechazando el ofrecimiento del ministerio, que consistía en refaccionar el área y reabrirla en tres meses, no afectando la estabilidad laboral de los trabajadores involucrados.
 
Los trabajadores presentes leyeron correctamente que esa maniobra era una fuga al futuro sin ningún atisbo de solución. ¿El Ministerio nombraría a diez neonatólogos para cubrir el déficit? ¡Si los neonatólogos desertan por los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo! ¡Si varios de estos servicios en la provincia viven la misma situación de precariedad por iguales causas!
 
El rol de las direcciones sindicales fue abiertamente desmovilizador. Ausente Salud, participaron ATE, Amra y Cicop. Los primeros llamaron a aceptar el ofrecimiento sin disimulo para desactivar la protesta y Cicop no denunció la maniobra, sólo presentó la propuesta "porque es la asamblea la que decide y lo vamos a acatar".
 
Los trabajadores decidieron. Triunfó la postura de continuar la lucha por amplia mayoría. Fue tan abrumador que ni siquiera se contaron los votos. Y 200 profesionales y no profesionales marcharon a cortar Puente Pueyrredón.
 
El rol de ATE quedó completamente al desnudo, cuando decidieron no acatar la decisión de la asamblea y no acompañar. 
Ya en el puente, se decidió continuar el plan de lucha y repetir cortes semanales de la avenida Belgrano.
 
Tribuna de Salud interpreta que las causas que motivaron esta situación dependen de la política de desfinanciamiento y vaciamiento sistemático del gobierno de Scioli. 
 
Sería un error confinar esta situación sólo al Fiorito y atomizar la lucha para que termine aislada sin pena ni gloria.
Hoy es el Fiorito, ayer el Santamarina, anteayer el Mercante, antes de anteayer el Vicente López y Planes, más atrás la provisión de drogas oncológicas que aún persiste.
 
Es la oportunidad de unificar los reclamos y poner en pie un pliego de reivindicaciones de todos los trabajadores de la salud de la provincia.
Llamamos a demandar a nuestros sindicatos ¡un plan de lucha ya! de profesionales y no profesionales para revertir esta situación definitivamente:
 
• por aumento de salarios;
 
• por mejores condiciones de trabajo;
 
• por el pase a planta de todos los trabajadores de los hospitales;
 
• por un aumento de emergencia del presupuesto de salud.
Tags: cicop, ate, provincia-buenos-aires, hospital-fiorito, po-1387, neonatologia

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero