29 de diciembre de 2016 | #1443 | Por Corresponsal
Campaña Financiera

Una gran oportunidad en el movimiento obrero

El Partido Obrero viene realizando centenares de brindis de fin de año en todo el país con la presencia de miles de trabajadores. Alzamos copas por las grandes luchas y conquistas del clasismo durante 2016 y debatimos conclusiones políticas.
 
El viernes 23 se realizó otro brindis. 
 
En la quinta de Olivos, Macri le rindió homenaje al triunvirato de la CGT. Es que, para el gobierno, fue vital la complicidad manifiesta de la CGT y sus maniobras para evitar un plan de lucha y un paro nacional, y para hacer pasar una ley que perpetúa el impuesto al salario. No era para menos.
 
Allí donde existen conducciones independientes de la burocracia sindical y los partidos del sistema se han desenvuelto luchas intensas por el salario y contra los despidos y se han logrado triunfos. Así lo demostraron las luchas de los docentes universitarios por el salario y contra los despidos en el CBC, de los trabajadores de prensa, de los obreros del neumático y la construcción del Sitraic y, finalmente, la enorme rebelión de los científicos precarizados del Conicet. Las conquistas del clasismo como el Sutna actúan para impulsar un reagrupamiento general contra la tregua, como ocurrió en las movilizaciones del 9 de agosto y el 20 de diciembre.
 
La Campaña Financiera del Partido Obrero es inseparable de la lucha por la recuperación de los sindicatos y su conexión con la construcción de una alternativa política de los trabajadores. Esta tarea demanda que sean los mismos trabajadores los que la financien. Conquistar miles de aportes obreros para la campaña financiera persigue un propósito económico y político.
 
Los primeros informes indican que, a pesar de las dificultades económicas que atraviesan las familias obreras, allí donde nuestros dirigentes sindicales impulsan la campaña hay buenos resultados.
 
Se destaca la marcha de la campaña en la planta gráfica de AGR Clarín, Morvillo e Interpack. Tenemos planes ambiciosos en el Neumático y entre los obreros de la construcción afiliados al Sitraic. Los docentes de la provincia de Buenos Aires, que son dirigentes de los Suteba combativos, van por un millar de aportes. Las inmensas luchas que encabezó la AGD de los docentes universitarios deberían plasmarse ahora en centenares de aportes para el PO, lo mismo entre los trabajadores de prensa para reforzar las posiciones independientes dentro del Sipreba. El vigoroso desarrollo de la Naranja Telefónica plantea el desafío de consumar centenares de aportes en ese gremio estratégico.
 
Para reforzar al clasismo en los sindicatos, juntemos miles de aportes para el Partido Obrero.
 
 
 
 
 

Tags: campaña-financiera-2016, movimiento-obrero

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero