29 de diciembre de 2016 | #1443 | Por Carla Deiana

Mataderos: el crimen de un trabajador en zona liberada

Jonathan Echimborde, de 28 años, murió tras recibir un balazo en el pecho al quedar atrapado en medio de una persecución policial mientras arreglaba su camioneta en el taller de su padre. Hay fuertes sospechas de que el disparo salió de un arma de la Policía Federal, por lo que dos efectivos fueron pasados a disponibilidad temporalmente. El joven trabajaba de fumigador y tenía tres hijos pequeños, que fueron testigos del asesinato.
 
Oscar Echimborde, el padre de la víctima, aseguró que el tiro partió de la policía: “No hay dudas de que fue un policía de la Comisaría 42ª, ya lo identificaron. Supuestamente entregó su arma, chapa y todo. Vino un subcomisario de la 42ª y nos dijo que estaba todo a nuestra disposición” (Infobae, 28/12) La familia, sin embargo, no ha sido contactada por ningún representante del Ministerio de Seguridad.
 
El hombre denunció que durante la investigación hubo una manipulación de la escena del crimen. “Hay filmaciones de todo. La policía estuvo pateando las vainas para limpiar la escena. Afortunadamente, un vecino que es abogado penalista recogió las vainas y me dijo: ‘quedate tranquilo que con esto la van a pagar’. Incluso, la misma policía intentó increparlo a él más tarde, fue una vergüenza”. Otros familiares testimonian haber recibido maltratos de la Policía Federal en el Hospital Santojanni, al que fue trasladado Jonathan luego del ataque y donde finalmente murió.
Los vecinos denuncian que Mataderos es una zona liberada. El portal TN reproduce la carta de una vecina al respecto: “Entre General Paz, avenida Alberdi y avenida Emilio Castro (conocida también como barrio Naón) están sucediendo robos muy violentos. En el día de ayer le robaron a mi amiga, la manosearon, la amenazaron de muerte y le pegaron. Cuando llamó a la policía, me dicen que la zona está liberada, porque el nuevo gobierno no les está pagando los sueldos”.
 
Este testimonio no es aislado y coincide con sucesivas reclamaciones realizadas por vecinos y agrupaciones del barrio. Según una ONG especializada “en lo que va de 2016 hemos recibido más de 800 reclamos por delitos perpetrados en el otrora tranquilo barrio de Mataderos”. La organización señala como responsables a mafias organizadas y a la barra brava de Nueva Chicago, cuyos delitos quedan impunes (Diario Popular, 1°/12).
Exigimos la investigación a fondo de todas las responsabilidades policiales y políticas de estas zonas liberadas.
 
Destitución inmediata de las cúpulas corruptas de la policía. Apertura de los libros de las comisarías al control popular a través de asambleas de vecinos y trabajadores y organizaciones de derechos humanos.
Tags: gatillo-facil-mataderos, zona-liberada

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero