9 de febrero de 2017 | #1446 | Por Carla Deiana

Tetazos en todo el pais

En el Obelisco, el Monumento a la Bandera en Rosario, en playas de Necochea y Villa Gesell y en numerosas provincias como Córdoba, Mendoza y Salta, se realizaron tetazos para repudiar la represión que sufrieron  un grupo de mujeres en Necochea por no usar la parte de arriba de la bikini. La indignación frente al descomunal operativo represivo y el intento de aplicarles el Código Contravencional por exhibicionismo levantó un debate a nivel nacional respecto del tema, en el que se cruzan prejuicios de todo tipo con el hecho incontrastable de que mientras proliferan los negocios en torno a la comercialización del cuerpo de la mujeres (incluidos los ilegales, como la explotación sexual y la trata de personas) el Estado y sus fuerzas represivas actúan con fiereza frente a las mujeres que por decisión propia y en un contexto de esparcimiento tomaron sol sin corpiño. Todo un símbolo de opresión de la mujer. 
 
La acción se inscribe en la lucha creciente del movimiento de mujeres a nivel mundial y del llamado a un Paro Internacional de Mujeres para el próximo 8M, Día de la Mujer Trabajadora. Entre otras organizaciones, se hicieron presentes la FUBA y la organización de mujeres Plenario de Trabajadoras, planteando la necesidad de terminar con la represión sobre el cuerpo de las mujeres y el fin de las contravencionales represivas.
 
También participaron las compañeras de la Comisión de Familiares de AGR-Clarín que difundieron el conflicto iniciado por la patronal de Clarín (hasta TN debió dar cuenta de la presencia del reclamo por AGR en el tetazo), que inició un lockout patronal para reemplazar el plantel con trabajadores precarizados. En reclamo de la reincorporación de los 380 gráficos despedidos la planta de Corrales se encuentra ocupada. En solidaridad con la protesta de las mujeres, los obreros realizaron un tetazo en la planta gráfica de Pompeya bajo el lema “Si nosotros podemos, ellas también”, con un fuerte mensaje respecto de la igualdad entre géneros. Los gráficos también se hermanaron con la lucha de las mujeres antes de su conflicto, cuando el 19-O pararon para reclamar Justicia por Lucía, la joven de 16 años asesinada por un grupo de narcos en una zona liberada en Mar del Plata. 
 
El juez correccional Mario Juliano ha ordenado archivar las actuaciones abiertas contra las cuatro mujeres. Según el juez, el artículo 70 del Código de Faltas, sobre el cual se amparaban los policías de este operativo, es poco específico, ya que plantea que “todo el que con acto, palabra, dibujo o inscripción torpe u obscena ofenda la decencia pública se verá obligado a pagar una multa por el acto cometido”, pero no especifica qué es y qué no es un acto obsceno y como consecuencia da vía libre a que las fuerzas de seguridad lo implementen a su gusto. Es decir, es arbitrario -como todos los elementos que hacen al control del espacio público por parte del Estado.  
 
Como dijimos en Prensa Obrera, salta a la vista el doble estándar y la hipocresía. Mientras que la utilización del cuerpo de las mujeres como vehículo para jugosos negocios prolifera en la industria de la pornografía, la moda, el deporte, los concursos de belleza, la explotación sexual y la trata de personas; el Estado penaliza la decisión de un grupo de mujeres de disponer del propio cuerpo para el disfrute personal en una situación de esparcimiento y por decisión propia en nombre del “pudor público”. Todo lo que implique la comercialización del cuerpo femenino es intocable para el Estado capitalista y su policía: la misma comisaría que reprime a las mujeres por hacer topples, llena sus arcas con las coimas de los prostíbulos de la zona que esclavizan tetas por importantes sumas de dinero. Ni se les pasaría por la cabeza interrumpir este proceso de comercialización de los cuerpos femeninos. En Argentina, la regimentación estatal sobre el cuerpo de las mujeres incluye la criminalización del aborto, un aspecto que concentra la tutela oscurantista del Estado que se sostiene con garrote en mano, incluidos numerosos casos de niñas obligadas a ser madre por orden directa del poder político y judicial. 
 
El episodio de Necochea también puso de relieve la ausencia de educación sexual en nuestro país, en la medida que su abordaje se resume a una serie de tabúes, y que el cuerpo de la mujer es estigmatizado cuando se aleja de los estereotipos sociales establecidos bajo el capitalismo. 
 
Repudiamos la violencia institucional y social contra las mujeres. Abajo la contravencionales represivas.
 
¡Viva la lucha de las mujeres!
 
Abrazamos a nuestros compañeros de AGR-Clarin
Tags: Tetazo, dia-internacional-de-la-mujer-trabajadora, comision-de-familiares-de-agr-clarin

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero