4 de mayo de 2017 | #1456 | Por Corresponsal

"Venimos a rescatar al FIT como herramienta de frente único"

Extractos del discurso de Néstor Pitrola en la Plaza de Mayo
“Llegamos a este acto con un protagonismo excepcional de la IV Internacional en el movimiento obrero argentino. Cuando se cumplen 105 días desde la ocupación de AGR-Clarín; con la rebelión en Santa Cruz contra el ajuste de Macri y Alicia Kirchner; con el protagonismo enorme del clasismo en las huelgas docentes en todo el país; con ese Polo Obrero que el 14 de marzo, junto al Sitraic y al movimiento piquetero, conmovieron al país; con los estudiantes de la Fuba, que junto a la AGD y a los docentes universitarios de todo el país están en plan de lucha; con estos compañeros del Ministerio de Trabajo, -que han seguido la ruta de Mariano y de los tercerizados ferroviarios-, a quienes felicitamos por su lucha en la casa misma de Triaca.
 
¡Qué contraste entre ese acto encapsulado de la CGT en la pequeña Obras Sanitarias, para cancelar la continuidad de las grandes luchas de marzo, del paro del 6 de abril, y esta gran plaza multitudinaria que abre las compuertas a la acción de los trabajadores y, por supuesto, a la lucha por un paro activo nacional y un plan de lucha para derrotar el ajuste con la gran fuerza social de la clase obrera, que es la que puede derrotarlo!
 
Llegamos desde formidables reagrupamientos antiburocráticos: las listas telefónicas, en la que quedamos a 36 votos de la victoria en Mendoza, que ganamos en Misiones, donde la Justicia nos ha usurpado, por ahora, el triunfo; con esta potente Lista Granate-Blanca, que encabezan Artacho y Eibuszyc en Foetra Buenos Aires, que dará batalla el 18 de mayo; con las posiciones conquistadas en grandes fábricas como Aluar, la UOM de Puerto Madryn; en la UTA de Córdoba; en infinidad de cuerpos de delegados en todo el país; los paritarios clasistas del Subte y, desde luego, esa Lista Multicolor, que el 17 de mayo, con Romina del Plá a la cabeza, disputará decenas de seccionales y disputará el Suteba.
 
Pasamos de aquella victoria que fue un hito en el Sindicato del Neumático (Sutna) hace un año, conquistando un sindicato industrial nacional, a luchar un año después, por el principal sindicato de la docencia de la provincia de Buenos Aires. Ese es el momento, ése es el protagonismo, por ese motivo vamos a formular, una vez más, y a explicar en esta plaza, desde el Partido Obrero, la propuesta de un congreso del movimiento obrero y la izquierda, para involucrar a esa vanguardia en la lucha política e intervenir a la altura de las circunstancias.”
 
 
La coalición ajustadora
 
Macri se presentó ante Donald Trump a reforzar la política semicolonial de entrega petrolera y el mismo día, a miles de kilómetros de Houston, obreros petroleros despedidos bloqueaban con cortes de ruta catorce yacimientos, entre ellos El Orejano, en Vaca Muerta. Es una postal de América Latina, donde tuvimos, el viernes 28 de abril, a su gigante mayor, la clase obrera de Brasil entrando en acción con el paro general . Y -como en la Argentina contra el “volveremos”-, en este Brasil donde se está pasando del “Fora Dilma” al “Fora Temer”, nos pronunciamos por una perspectiva independiente de la clase obrera. Lo mismo frente a la feroz crisis de poder en Venezuela, donde el gobierno de Maduro apela a una política de Estado criminal y de represión para llevar adelante él mismo el ajuste de la derecha, de la burguesía y del imperialismo contra las masas. Fijamos clara posición también en Venezuela por la independencia política de los trabajadores en la perspectiva del propio poder ante estos bloques de explotadores de la burguesía.
 
(…) Macri está buscando, precisamente, liderar esos regímenes de ofensiva contra los trabajadores y de entrega al capital financiero para reemplazar a los nacionalismos y gobiernos de centroizquierda agotados como factor de contención. Por eso, en esta América Latina decimos más que nunca, por gobiernos de trabajadores en cada país y por la Unidad Socialista de América Latina.
 
(…) En esta pulseada estamos en la Argentina. Y no le falta a Macri apoyo de ningún sector capitalista, ¡en absoluto! Le han votado las cien leyes del ajuste, desde Cambiemos al Frente para la Victoria, pasando por el Frente Renovador, por los falsos “progresistas” de Stolbizer y compañía, por el pacto de los gobernadores, como vimos estos días, pasando de la represión de Macri a la carpa docente en Congreso a la de Alicia Kirchner al pueblo de Santa Cruz; en cuestión de días, enfrentamos un régimen, a toda la coalición del ajuste. Está presente aquí un mandato de toda la burguesía, que es una profunda reorganización capitalista contra las masas. Pero que avanza a los tumbos. Miren este 2017 con las grandes movilizaciones, no sólo el 7 de marzo, que puso en fuga del palco a la burocracia de la CGT. Miremos especialmente el paro de las mujeres el 8 de marzo, en el marco del paro internacional de mujeres, donde la izquierda -que venía de jugar un gran papel en Rosario-, con el Plenario de Trabajadoras, apostó y apuesta a la unidad del movimiento de liberación de la mujer con la clase obrera, para unir a los explotados en la emancipación de todas las minorías bajo la dirección de la clase obrera.
 
Macri avanza a los tumbos, además, porque sus políticas chocan con sus propias contradicciones: una devaluación a la cual le seguirán nuevas devaluaciones y agravó la situación del comercio exterior; un hiperendeudamiento que ha ido a la fuga de capitales y a la bicicleta financiera; una inflación que persiste con recesión económica. ¡Un cóctel explosivo! Un banco central que explota de deudas, mientras se endeuda el Tesoro Nacional y están quebrando a la Anses contra los jubilados. Chocan con sus propias contradicciones y en ellas tenemos que intervenir los trabajadores para que la crisis capitalista la paguen los capitalistas.
 
 
El Frente de Izquierda
 
“Enfrentamos enemigos poderosos. Desde este lugar rechazamos todo internismo que quiera transformar al Frente de Izquierda en un campo de disputas internas; el FIT tiene que cerrar filas para ser el instrumento de la lucha contra los partidos del capital. Por eso los convocamos a las listas electorales comunes y al Congreso del Movimiento Obrero y la Izquierda, para elaborar un programa, plantear una salida y ofrecerla a los trabajadores. Es el mensaje central del PO en esta plaza.
 
Tenemos un dilema de alcance internacional, ¿nos vamos a comer el planteo de que no tenemos una crisis capitalista sino una crisis de representación, como plantea cierta izquierda europea que está apuntalando al capital? No, compañeros, no compramos la “casta política” de Podemos. Los Macri, los Kirchner, Stolbizer, o Massa, son los políticos de una clase social, no son una casta que podemos remover para que vengan otros a administrar la crisis capitalista. Rechazamos fundacionalmente las Paso, desde el FIT, como rechazamos desde el PO y el Plenario de Trabajadoras la falsa paridad en las listas que plantean la derecha, la burguesía y el kirchnerismo para someter a la mujer a la doble explotación capitalista y para encubrir la responsabilidad del Estado en el femicidio, en la violencia de género y en la barbarie a que somete todos los días a la mujer esta descomposición capitalista.
 
Esta es nuestra posición, pero si somos obligados a ir a las Paso, lo haremos en modo de lucha política, para rescatar el carácter del frente único de clase. Será un modo de lucha política y programática. En los días pasados, un candidato de los enterradores del trotskismo del Secretariado Unificado en Francia, -organización que abandonó la lucha por el gobierno de los trabajadores- Phillipe Poutou, tuvo un fracaso electoral planteando la redistribución de la riqueza. Lo que acá le hemos escuchado a los Pino Solanas, a los Lozano, a los Binner y Stolbizer. No confundamos a los jóvenes que despuntan a la lucha en la clase obrera. La jornada de ocho horas por la que lucharon los mártires de Chicago, en las últimas manifestaciones del ascenso capitalista, es hoy una lucha por el poder de la clase obrera, por un programa transicional, ante el capitalismo senil. Ese es el camino que plantea nuestro 82% móvil, el salario equivalente a la canasta familiar, el reparto de las horas de trabajo, la apertura de los libros, el control obrero. No son consignas para la reforma de un régimen sin arreglo, sino para capacitar a los trabajadores en la lucha por su propio poder.
 
No hay redistribución de la riqueza sin expropiar a los expropiadores, no hay defensa de la vida sin terminar con el capital, es la barbarie o el socialismo, como planteó Rosa Luxemburgo. Ese es nuestro mensaje estratégico, para todo el activismo del PTS, de Izquierda Socialista, de Izquierda Revolucionaria, del Partido Obrero y para toda la juventud que emerge a la lucha .
 
Venimos a potenciar al Frente de Izquierda, a superar su parálisis, recuperando el ejercicio de una campaña electoral socialista, de tipo revolucionario. Así logramos nuestros mejores éxitos. Por eso insistimos en articular en un Congreso del Movimiento Obrero y la Izquierda, la participación en la lucha de clases con la lucha electoral: poner el interés general por encima del interés de facción o de partido, y que la izquierda revolucionaria sea la nave insignia de una clase obrera que se abra el rumbo hacia su propio gobierno."

 

Foto: Ignacio Artero

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

“La Multicolor es un fenómeno político de masas”

“La rebelión santacruceña es independiente de los Macri y de los Kirchner”

 

 

Tags: 1-de-mayo, nestor-pitrola, ocupación-de-fabria, frente-unico, frente-de-izquierda

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero