15 de junio de 2017 | #1462 | Por Andrés Mancioni

Victoria clasista en sindicato docente de Montevideo

La agrupación clasista “Primero de Mayo” de Ades-Montevideo (Asociación de Docentes de Educación Secundaria) resultó la más votada en las elecciones del sindicato, obteniendo la presidencia y vicepresidencia. En ella participa activamente el Partido de los Trabajadores.
 
Las elecciones del sábado 3 tuvieron una votación superior a la media histórica, superando en un 30% el número de votantes de 2015. En un contexto de deterioro general de la educación pública provocado por el ajuste presupuestal, los docentes secundarios montevideanos apoyaron a los agrupamientos más combativos y opuestos a la
burocracia oficialista, representada por la Lista 1 -frenteamplis-ta-, dándole por primera vez el triunfo a las corrientes clasistas del gremio.
 
La lista progobierno ha retrocedido sistemáticamente en los últimos años en el número de cargos en la directiva del sindicato. Conservó la mayoría hasta 2013, para caer a tres en 2015 y, tras estas elecciones, a dos. Los diferentes procesos de lucha protagonizados en los últimos años por Ades-Montevideo (entre ellos, las huelgas de 2013 y 2015) han tenido a su frente a los militantes combativos que son mayoría en la dirección del sindicato.
 
La Primero de Mayo ha creci-
do en base a su tarea militante en los lugares de trabajo, recorriendo los centros educativos y defendiendo consecuentemente los intereses de los trabajadores de la educación. La crítica y delimitación sistemática con respecto a la política educativa y presupuestaria del gobierno del Frente Amplio ha sido uno de los ejes fundamentales para reagrupar a los sectores más combativos de la docencia mon-tevideana. La agrupación se proyecta también a nivel nacional, teniendo militantes y simpatizantes en varios departamentos.
 
Parte del clasismo acompañó a una agrupación recientemente constituida, llamada “Comuna Pedagógica”. Los dos cargos obte-
nidos por ésta, sumados a los tres de la Primero de Mayo, constituyen una mayoría histórica para el clasismo entre los docentes secundarios montevideanos.
 
El carácter estratégico de este sindicato es indiscutible. Los docentes en general -y en especial los montevideanos- han sido un pilar histórico del Frente Amplio. El ‘decreto de esencialidad' dictado durante la huelga de 2015 fue derrotado tras enormes movilizaciones, lo que constituyó un enorme revés para el gobierno.
 
Los trabajadores de la enseñanza han sacado importantes conclusiones en cuanto a los intereses de clase que defiende el Frente Amplio. La burocracia
sindical en la educación ha quedado entrampada. Esta derrota en Montevideo responde en gran medida a su identificación con el gobierno. La consigna de la campaña electoral de la Primero de Mayo: “De un solo lado, del lado de los trabajadores de la educación”, estableció una clara delimitación con respecto del oficialismo sindical.
 
El avance sostenido del clasismo en Ades-Montevideo expresa, en gran medida, el pronunciado deterioro de la imagen del gobierno frente a un sector cada vez más importante de trabajadores de la educación uruguaya en general.
Tags: uruguay, montevideo, docentes

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero