15 de junio de 2017 | #1462 | Por Tomás Eps (@tomaseps)

Se presentó "La fuerza de la izquierda en el Congreso"

Frente a un auditorio colmado que contó con la presencia de dirigentes políticos, sindicales y de derechos humanos, del movimiento estudiantil, periodistas y artistas, se realizó en la sede de la Sociedad Argentina de Escritores la presentación del libro de Néstor Pitrola que recoge los principales hitos de su intervención en el Parlamento como diputado nacional por el Partido Obrero - Frente de Izquierda.
 
La charla fue moderada por la conductora de televisión Ursula Vargues, en un panel en el que acompañaron a Pitrola el politólogo y periodista de La Nación, Gabriel Sued, y Carlos Mangone, profesor universitario, teórico de la comunicación y ensayista.
 
Entre los asistentes estuvieron Marcelo Ramal, Gabriel Solano, Jorge Altamira, Vanina Biasi, Guillermo Kane, Alejandro Crespo (Sutna), Juan Carlos Giordano (diputado nacional por IS), María Luján Rey, Alberto Lebbos, María del Carmen Verdú (Correpi), Ileana Celotto (secretaria general AGD-UBA), Julián Asiner (Fuba), los artistas Patricia Barone, Iván Moschner y Adriana de los Santos, entre otros. Enviaron sus saludos Elia Espen, Graciela Ledo, Hernán “Cabra” de Vega (Las Manos de Filippi) y Gastón Sardelli (de la banda Airbag).
 
En su presentación, Vargues señaló que el libro, que abarca “tres años de lucha política, del kirchnerismo al macrismo”, “muestra que no hay grieta entre los dos gobiernos en la defensa de los capitalistas, para lo que cuentan con el apoyo de la burocracia sindical”. Luego de reseñar la presencia en el libro de las batallas contra el ajuste macrista y la flexibilización laboral, por el Ni Una Menos, por  el aborto legal y gratuito, y contra la asunción de Milani, Vargues concluyó: “La izquierda es la auténtica grieta que se expresó en la rebelión popular de 2001 y que sigue con la misma fuerza. Su acceso al Congreso ha puesto la presencia parlamentaria al servicio de una estrategia de poder de los trabajadores, llevando allí las luchas de miles y miles de argentinos”.
 
En la intervención de cierre, Pitrola agradeció a los colaboradores del libro y destacó que “con Soledad Sosa y Pablo López hemos constituido un equipo socialista, de trabajo riguroso, que actuó como un verdadero bloque revolucionario”. De inmediato describió el día mismo de la presentación como una muestra del desempeño cotidiano de un parlamentario revolucionario: “La mañana dedicada a trabajar por las listas únicas y la tarde dividida entre una movilización a la Casa de Córdoba en defensa de los choferes en huelga y el resto a organizar el boicot a la sesión especial convocada por Cambiemos y el delasotismo para cercenar el derecho de huelga de todos los trabajadores, en la línea de militarización de la huelga vista en estos días, que recuerda al Plan Conintes y a la dictadura de Onganía”.
 
El ahora candidato a senador del FIT destacó que, mientras la izquierda se ha adaptado siempre al nacionalismo, el FIT “creció en la lucha política contra el kirchnerismo. Tras lo cual asumimos otro desafío: luchar contra el ajuste macrista pero delimitados del ‘volveremos’”. A su turno, señaló que la división del bloque del FIT por parte del PTS “no ha sido indolora” y remarcó que el método del PO es la defensa de un frente único, también manifiesto en la pelea de estos meses por conformar listas únicas.
 
Se refirió al prólogo de Marcelo Ramal al libro, en el que se relevan las apreciaciones de Lenin sobre la acción parlamentaria de los revolucionarios, recordando que para el dirigente revolucionario, el parlamento está agotado históricamente, pero no políticamente en la conciencia de las masas, que todavía mantienen ilusiones democráticas.
Por las audiencias convocadas por la banca, enfatizó Pitrola, “Pasaron más de 4.000 personas, entre ellas, recientemente, los obreros en huelga de Chacabuco y Baradero, pueblos originarios, y familiares en lucha contra la impunidad.” Rescató desde ese lugar que “los proyectos han sido parte de movimientos populares y no meros trámites destinados a un cajón”.
 
 
Rol y límites del FIT
 
Gabriel Sued, periodista acreditado en el Congreso, afirmó que “el libro responde a la pregunta de para qué sirve que la izquierda esté en el Congreso”. En ese sentido, señaló que el Frente de Izquierda ha logrado constituirse como “un gran jugador”, pese a contar con una representación minoritaria en contraste con los grandes bloques políticos (macrismo, kirchnerismo, Frente Renovador), colocando temas clave como el juicio político a Macri por el escándalo del correo, “que, por supuesto, no estaba en la agenda”. Y resaltó las numerosas audiencias que hicieron presentes en el Congreso las luchas populares.
 
Para el periodista, el FIT se convirtió en estos años en una especie de “voz de la conciencia” y “agente esclarecedor”, dejando “sistemáticamente en evidencia las contradicciones y limitaciones de las fuerzas mayoritarias” -lo que ejemplificó con el discurso de Pitrola, cuando se discutió el acuerdo con los fondos buitre, que marcó la continuidad en la política de endeudamiento de los K y el macrismo.
 
Luego de estos señalamientos, Sued apreció que “ese papel del que les hablé podría haberse llevado con mucha más fuerza si el Frente de Izquierda hubiera actuado verdaderamente como un frente en cada una de las discusiones que se dieron en el Congreso. No por una cuestión formal, de los bloques, sino desde lo político y la unidad de acción; incluso en momentos tuvieron discursos y votaciones divididas”.
 
 
Un material inédito
 
El comunicólogo y activista gremial docente Carlos Mangone hizo hincapié en el carácter novedoso de La fuerza de la izquierda… en tanto material propagandístico, operando como “una memoria de la intervención política bastante inédita en la izquierda de Argentina desde los tiempos de Palacios” y enfatizó: “es algo que la izquierda suele despilfarrar; no reúne la gran cantidad de intervenciones que tiene (intelectuales, pedagógicas, publicistas, conceptuales, históricas)”, algo que permite “multiplicar su efecto”.
 
Mangone señaló que “El libro se hace cargo de un problema transicional que es importante, que es la intervención en el Parlamento” y distinguió la intervención de Pitrola -en la que se articuló de manera práctica la denuncia de las políticas capitalistas con la lucha y organización popular- con una tendencia de la izquierda, a partir de la Semana Trágica (1919), a adaptarse fuertemente al régimen burgués.
 
Promediando su intervención, Pitrola señaló que “las páginas del libro están para que ustedes hagan el balance de hasta qué punto los del Argentinazo, los de los piquetes, los de la huelga, podemos responder a la expectativa de luchar contra las instituciones desde adentro de las instituciones”. Para el autor “hemos actuado, como en el 2x1 con el juicio político, tratando de llevar los movimientos democráticos más allá de sus límites y de trazar en cada reivindicación y debate una perspectiva de poder de los trabajadores, para contribuir a la formación de una conciencia de clase y a un partido de clase.”
 
 
 

 

Tags: frente-de-izquierda, nestor-pitrola, congreso, diputados-de-izquierda

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero