3 de agosto de 2017 | #1469 | Por Federico Navarro

Chubut: Toma de Tecpetrol contra los despidos

Los trabajadores petroleros tomaron el yacimiento El Tordillo, administrado por Tecpetrol, del grupo Techint, frente al despido de casi 200 trabajadores (197, según el comunicado oficial de la empresa). Los trabajadores se han apostado pacíficamente para cuidar las maquinarias. El gobierno y la patronal han respondido militarizando la zona, lo que trata de regimentar o impedir las manifestaciones de solidaridad en el lugar.
 
El pedido de los obreros es que se retrotraigan los despidos y se garanticen 36 meses de trabajo sostenido.
 
La burocracia, que maniobró para dar una tregua y respetar la conciliación obligatoria, tuvo que -finalmente- apoyar la toma. Ha anunciado un paro de 14 horas sin confirmación.
 
Los despidos en Tecpetrol se suman a la sangría que se está operando en los yacimientos de la provincia y que, a esta altura, suman 1.400 trabajadores petroleros (si se añaden a los 550 despidos directos, las bajas producidas por retiros “voluntarios” y jubilaciones adelantadas).
 
¿Extorsión?
 
El comunicado de la empresa plantea que ha estado obligada a despedir en función de "adecuar la operación de El Tordillo a los bajos precios internacionales de petróleo vigentes desde fines de 2014 y a los altos costos propios de un yacimiento muy maduro”.
 
La frase referida a los precios internacionales suena a extorsión. Debe recordarse que en 2016 los gobiernos nacional y provincial acordaron un subsidio al barril de petróleo, por lo que los grandes pulpos que operan en la zona recibieron 250 millones de dólares del Estado nacional y 40 millones de dólares de Chubut. El acuerdo tuvo el respaldo de la burocracia sindical (con el compromiso de no despedir durante seis meses).
 
Ante la baja de los precios internacionales y el acuerdo en 54.90 dólares -el precio “criollo” para la cuenca del Golfo San Jorge, no puede descartarse que las petroleras utilicen los despidos como moneda de cambio de un nuevo aumento. El gobernador Mario Das Neves, junto al secretario general Jorge “Loma” Avila, han llegado a plantear que se otorgue el mismo subsidio para el precio del gas que se otorga en Vaca Muerta.
 
 Ante el saqueo del gobierno, las petroleras y la crisis y despidos hay que exigir la apertura de los libros contables de las petroleras que suspendan o despidan, la necesidad de expropiar sin pago las operadoras que bajen la producción y la nacionalización de los hidrocarburos. Es la oportunidad para plantear la planificación económica en la actividad petrolera, bajo control de sus trabajadores.
Tags: chubut, tecteprol, petroleros, techint, despidos

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero