3 de agosto de 2017 | #1469 | Por Julián Asiner

Elecciones UBA: La batalla que se viene

En un mes y medio se llevarán a cabo las elecciones de consejeros directivos y centros de estudiantes en todas las facultades de la UBA. Luego se votarán los decanos y, de acuerdo al calendario dispuesto por el Consejo Superior, en diciembre se elegirá al próximo rector.
 
Ajuste del gobierno y del Rectorado
 
La renovación de centros y autoridades se dará en el contexto de una intensa puja entre el gobierno y la universidad pública. Desde que asumió, Macri se abalanzó sobre el presupuesto de la universidad, lo que sólo fue frenado por grandes huelgas y movilizaciones de estudiantes, docentes y científicos. El gobierno tiene en carpeta un violento achique del Conicet y un “rediseño” de todas las carreras de grado para adecuarlas a las privadas, siguiendo los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Mundial (flexibilización curricular, precarización docente, trabajo gratuito como condición para recibirse, títulos desvalorizados y posgrados arancelados). De acuerdo con el plan Maestro presentado por el ex ministro Esteban Bullrich, esta gigantesca degradación debería estar culminada para 2021.
 
La campaña reeleccionista del actual rector Alberto Barbieri va en sintonía con esta ofensiva. El rector pasó de ser candidato a ministro de Educación de Scioli a las buenas migas con Cambiemos, sin solución de continuidad, siempre rodeado de funcionarios radicales partidarios por igual de Lousteau y de los negocios con la plata de la universidad. Su secretaria académica, “Cati” Nosiglia, anunció que va a poner a la UBA “a tono” con los planes del gobierno y ya firmó un convenio con la Universidad de Córdoba -cuna de las reformas macristas- para avanzar en ese sentido. Barbieri y su pata estudiantil “Nuevo Espacio” son los máximos exponentes de un Consejo Superior que acaba de aprobar su propio ajuste contra los trabajadores de la UBA: un aumentazo de las cuotas de la obra social Dosuba, que acompaña el recorte de prestaciones.
 
Crisis de la Fuba y cómo superarla
 
La ofensiva del gobierno y el Rectorado hacen más necesario que nunca la presencia de una Fuba y centros independientes, que asuman la defensa de la universidad pública, de sus estudiantes y trabajadores. Para ello, los estudiantes debemos sortear la situación actual de nuestra federación, que se encuentra en crisis debido a la cooptación de una parte de su conducción -La Mella- a las filas del PJ-kirchnerismo. Se trata de salto largamente anunciado, con antecedentes como el frente con La Cámpora en Filosofía o la alianza con los massistas de Libres del Sur en Psicología, en ambos casos para enfrentar a las agrupaciones de izquierda. A pesar de ello no dejó de provocar un sismo al interior de la propia organización.
 
Lejos de representar un contrapeso u oposición a Barbieri, el espacio “nacional y popular” de la UBA se encuentra él mismo fracturado por la presión del Rectorado. Es lo que ocurre en Sociales, su “bastión” en la UBA, donde el decano Postolski y su troupe sabbatellista serán desafiados por el ala K ligada a Filmus y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), que reunió el apoyo entusiasta de Viamonte 444. Algo similar pasó en Medicina, donde La Cámpora cerró filas en graduados con el PJ y Nuevo Espacio, dejando patas para arriba al resto de la banda K. El bloque al cual se integra La Mella está quebrado por dentro y sus decanos vienen de votar buena parte de los convenios y presupuestos elaborados por Emiliano Yacobitti.
 
El desafío de las próximas elecciones es superar este cuadro logrando un reagrupamiento independiente que potencie en el plano de la Fuba y de los centros la lucha de miles de estudiantes y trabajadores contra el ajuste y la política privatista del gobierno y las autoridades. En oposición al carrerismo al interior de las estructuras del régimen, llamamos a fortalecer un movimiento estudiantil ligado a la lucha de nuestros docentes y a las grandes batallas de la clase obrera, como AGR y Pepsico, y las tantas que están por venir.
 
Convocatoria
 
La defensa de la Fuba, recuperada al calor del Argentinazo y con 16 años de lucha y apoyo a cada una de las causas populares de nuestro país, es una tarea que le cabe al conjunto de las agrupaciones que se reclaman de izquierda y defensoras de la lucha del movimiento estudiantil. La UJS, que se presentará en las trece facultades de la UBA, convoca a unir fuerzas y a pelear para reunir una mayoría de delegados en pos de este objetivo. Dirigimos este llamado a los compañeros de La Corriente de la Fadu; del Base, de Económicas, con los que construimos el MxE; a la 29 de Mayo; Poder Popular, a las fuerzas con las que componemos el Frente de Izquierda y al conjunto de las corrientes de la izquierda. Estamos ante un desafío ineludible a la hora de derrotar el ajuste que Macri y toda la clase capitalista quieren descargar sobre la juventud y los trabajadores.
Tags: uba, fuba, elecciones-estudiantiles, macri, la-mella, kirchnerismo

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero