31 de agosto de 2017 | #1472 | Por Romina Del Plá

Elecciones de Ctera: votemos a la Multicolor

Para enfrentar la reforma antilaboral y antieducativa de Macri, CFK y todos los gobernadores
En los últimos días, el gobierno ha blanqueado públicamente su ofensiva contra la educación: “Todos los alumnos deberán trabajar en el último año”, tituló Clarín (29/8); todo ello para absorber la mayor parte del tiempo escolar “en aprendizaje dentro de las empresas y el resto al desarrollo de habilidades relacionados con el emprendedorismo”, es decir, a la actividad laboral “monotributista” (ídem); “Las secundarias tendrán un foco más empresarial” (La Razón, 29/8).
 
Esta política de derruir con pico y pala a la educación pública y transformarla en un desvalorizado entrenamiento laboral va de la mano de la reforma laboral (anulación de los estatutos docentes) y del ajuste (escuelas autónomas que armen su proyecto pedagógico de acuerdo con las necesidades socioproductivas locales y en función de lo cual recibirán financiamiento).
 
De acuerdo con el proyecto de esta “secundaria del futuro” que está implementando Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, pero que se extenderá a todo el país, los docentes dejan su lugar a “facilitadores pedagógicos”, los que acompañarán la “trayectoria” educativa del alumno sólo en un 30 por ciento. El resto de este camino de formación de mano de obra barata se realizará en forma autónoma por parte del alumno.
 
Estos son los preceptos básicos del pomposamente llamado “Plan Maestro”, lo que se completa con la eliminación de la paritaria nacional.
 
La reforma laboral y antieducativa es un claro testimonio de la convergencia de intereses de parte de todos los candidatos de los partidos patronales en el ajuste contra la clase trabajadora. Todos los pasos asumidos por las autoridades educativas del macrismo fueron aprobados por todos los ministros de Educación del país en el Consejo Federal de Educación (CFE). Las avanzadas de esta política son las gobernadoras K de Tierra del Fuego y de Santa Cruz.
 
Ctera ha dejado pasar todo este ataque
 
La docencia del país ha salido masivamente a enfrentar este atropello. Así lo demostraron las huelgas de comienzo de año, las movilizaciones multitudinarias en Plaza de Mayo y en la gobernación de Buenos Aires, la lucha de los docentes de Santa Cruz, que todavía no han podido cerrar un acuerdo salarial, y ahora se suma la lucha de los estudiantes en defensa de su educación con la toma de colegios contra la reforma en curso, mal llamada educativa.
Por el contrario, Ctera ha permitido que se implemente el presentismo inhumano del llamado ítem aula en Mendoza, la eliminación de la paritaria nacional y el avance del “Plan Maestro”.
 
La presencia de Hugo Yasky, secretario general de la CTA y jefe de Sonia Alesso y Roberto Baradel, como sexto candidato a diputado en la lista de CFK ratifica a la Lista Celeste como una dirección que defiende la política de Estado contra la educación. Es la política que Yasky va a votar como diputado del bloque del peronismo en el Congreso.
 
Los sindicatos y seccionales multicolores a la cabeza de la lucha
 
La contracara de esta adaptación de la Ctera a la política de los representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es la lucha de los sindicatos y seccionales multicolores de todo el país. Es la lucha que lleva a la recuperación de la Ctera al servicio de los reclamos docentes y de la defensa de la educación pública.
 
Así lo expresó la base docente de Mendoza, que expulsó a la burocracia docente del Sute, en las recientes elecciones, llevando a la dirección del gremio a los que enfrentaron al ítem aula que la Celeste dejó pasar; o en la enorme elección de la Multicolor en el Suteba, con una votación que superó el 40 por ciento de los votos.
 
El próximo 7 de setiembre convocamos a los docentes de todo el país a votar y fiscalizar por la Multicolor, encabezada por Sebastián Henríquez, secretario general del Sute, y Romina Del Plá, secretaria general del Suteba Matanza, e integrada por dirigentes docentes de 15 provincias, por una Ctera que represente realmente a los docentes, contra el “Plan Maestro” y la defensa de la educación pública, de las paritarias y de las condiciones laborales, y que ponga en pie un plan de lucha unificado por la nacionalización de la educación y un salario básico nacional que cubra la canasta familiar.
 
La dirección de Alesso y Baradel está montando otra vez un fraude monumental, con padrones inflados, manipulación de lugares de votación, negativa de las juntas electorales provinciales a atender a los apoderados de la Multicolor.
 
El 7 votá y fiscalizá por la Multicolor.
 
 
Romina Del Plá - Daniel Sierra
 
Tags: ctera, elecciones

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero