5 de octubre de 2017 | #1477 | Por Vitoco La Rosa (desde Chile)

Chile: Pasemos del plebiscito al paro nacional contra las AFP

El 1° de octubre culminó el plebiscito “autoconvocado” impulsado por la Coordinadora de Trabajadores “NO + AFP”, el cual contó con una importante movilización de la población que se hizo presente en las urnas que se instalaron en todo el país, las cuales fueron garantizadas por miles de activistas, quienes forman parte de las asambleas populares que se han formado al alero de la Coordinadora. Hasta el lunes en la noche, con el 65% de las mesas escrutadas, se contabilizaban 637.396 votos, de los cuales el 97% manifestó su rechazo al actual sistema jubilatorio impuesto por la dictadura pinochetista.
 
En el proceso que se realizó durante tres días, los votantes debían escoger entre dos opciones: "sistema de reparto solidario" que ponga fin a las AFP y un "sistema de capitalización individual" que mantenga el modelo actual. Su vocero nacional, Luis Mesina, explicó que “un gran número de personas participó a través de internet (411.117) frente a los 226.278 que acudieron a los centros de votación”, donde los resultados definitivos estarán este miércoles (CNN Chile, 2/10).
La agitación contra las AFP que se desarrolló en la jornada y el despliegue de miles de activistas para asegurar las condiciones de realización del plebiscito representaron una importante movilización popular, aunque es necesario señalar que ésta no tiene comparación con las masivas marchas que hace un año atrás convocaron a más de 2 millones en todo el país en rechazo a la propuesta de reforma al sistema de pensiones anunciada por Bachelet.
 
Gobierno y derecha, unidos por las AFP
 
Días antes, la presidenta Michelle Bachelet planteaba por la prensa que formaba parte de las “libertades conquistadas por la democracia”, las propuestas de cambio al sistema jubilatorio de AFP, pero que “el debate está en el Congreso”. Desde el año pasado, miles de personas se han manifestado para exigir el término de las AFP, lo que derivó en que el gobierno anunciara una reforma “responsable” al sistema incluyendo un aumento de la tasa de cotización de los trabajadores de un 10 a un 15%, y donde este 5% de aporte a cargo de los patrones pasara a formar un fondo solidario para subsidiar las jubilaciones más bajas.
 
Sebastián Piñera, el ex presidente y actual candidato presidencial de la derecha, declaró que no le cree “nada, ni una palabra” a la opinión expresada por el plebiscito, plantea una reforma calcada a la del gobierno de la Concertación - Nueva Mayoría en cuanto al porcentaje de cotización patronal, pero donde todo vaya a la cuenta de capitalización de cada trabajador.
 
La CUT dirigida por la burocracia del Partido Comunista, en alianza con la Democracia Cristiana, está completamente alineada con la reforma de Bachelet y ha mantenido completa distancia de las movilizaciones. Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio después de “plegarse” a la lucha contra las AFP, no ha propuesto ni una medida concreta de lucha y ha demostrado que su conglomerado está incluso lejos de convertirse en el vocero de la lucha popular.
 
El principal objetivo tanto del gobierno como de la derecha en medio de la crisis jubilatoria, donde el 90% de la pensiones bordean los 230 dólares mientras que sólo seis de las principales AFP ganaron 116.000 millones de pesos chilenos (aproximadamente unos 184 millones de dólares) sólo entre enero y marzo de este año, es mantener este sistema de ‘capitalización’ en pie. La finalidad de las AFP no es entregar pensiones, sino mantener un fondo de capitalización de la industria financiera y el gran empresariado a costillas del ahorro forzoso de los trabajadores, en medio de la bancarrota capitalista en curso.
 
Que la CUT rompa con el oficialismo y se pronuncie contra las AFP. Plan de lucha de los trabajadores
 
El programa de la Coordinadora NO + AFP, que plantea un aporte patronal del 9% y busca reducir el aporte de los trabajadores al mismo 9% y que coloca como principal reclamo el reemplazo de las AFP por un nuevo sistema público de “reparto solidario”, se presenta en este cuadro como una reforma progresiva que significaría un paso adelante. Es por esto, que desde el Partido Obrero Revolucionario apoyamos el plebiscito, pero lo hicimos conscientes de que es necesario que esta lucha sea tomada como un eje de unidad del movimiento obrero, donde sean sus organizaciones las que se pongan a la cabeza retomando el camino de la acción directa para que pueda triunfar. La lucha por la jubilación es una lucha por el salario, donde el aporte jubilatorio es un salario diferido y debería ser pagado íntegramente por el capitalista.
 
Desde el POR intervenimos agitando un programa, colocando el eje en que las AFP sean expropiadas sin pagar un peso de indemnización a los parásitos capitalistas especuladores, por la restitución de los aportes patronales y eliminación de la contribución a cargo de los trabajadores, porque los fondos en poder de las AFP sean transferidos a un nuevo organismo estatal de pensiones, bajo gestión directa y control de los trabajadores activos y jubilados, y que la pensión suba al 83% del salario del trabajador en actividad para cada jubilado.
 
Es urgente que en los sindicatos, confederación y centrales obreras del país se formen comités de fábrica y empresa para votar No Mas AFP y por un plan de lucha. Que se sumen en los lugares de estudios y las asambleas barriales, para hacer avanzar la perspectiva por un plan de lucha con métodos de acción directa, hacia el paro nacional. En las últimas horas, sindicatos pertenecientes a la Coordinadora han comenzado a hacer un llamado a la paralización para el 25 de octubre.
Tags: afp, chile

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero