9 de noviembre de 2017 | #1481 | Por Demian Maciel

Judiciales: al paro contra la reforma laboral

Convocada por la Comisión Interna de Fuero Penal, el martes se realizó una masiva asamblea frente a la reforma laboral que el gobierno, con el acuerdo de la Corte, planea aplicar en el Poder Judicial.
 
Participaron más de 300 trabajadores, entre ellos delegados y secretarios generales de las comisiones internas de laboral, civil y comercial federal y la de civil recientemente electa, como así también compañeros del Ministerio Público Fiscal, Ministerio Público de la Defensa y de otras dependencias del Poder Judicial de la Nación.
 
El viernes pasado, la aparición de un cuestionario enviado desde la Corte a la Asociación de Magistrados suscitó el estado de alerta y movilización entre los trabajadores. En el mismo se solicitaba una respuesta en torno de la posibilidad de la extensión de la jornada laboral mínima de 6 a 8 horas -ya extendida en los hechos y sin compensación económica-, el corrimiento del horario de mesa de entradas de 7:30-13:30 a 9:30-15:30, el fin de la feria judicial de invierno y de las licencias especiales, así como el desplazamiento de la feria de enero a la segunda quincena de diciembre y primera de enero.
 
La consulta de la Corte se halla vinculada con la disposición del gobierno de avanzar en un ajuste sobre el Poder Judicial, cuadro en el que se inscriben las difamaciones y calumnias del presidente Macri contra los trabajadores del área. Por su parte, el recorte en el gasto público que el gobierno tiene en carpeta es una cuestión estratégica que no está sujeta a discusión, incluso con las crisis y enfrentamientos que esto pueda provocar al interior del aparato estatal.
 
A su vez, la noticia de la renuncia de Gils Carbó, el rumor de la posible jubilación de la defensora general y la reforma sobre los ministerios que el gobierno tiene en carpeta, plantean su copamiento por parte del macrismo. Si prosperara el traspaso de la Justicia nacional a Ciudad (penal, civil y comercial, laboral), donde el macrismo cuenta con una mayoría en el Consejo de la Magistratura, tendrían una Justicia completamente alineada al gobierno -un cheque en blanco para el ataque a los trabajadores y la impunidad para sus funcionarios.
 
Frente a la preocupación y el descontento creciente de los judiciales, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) ha resuelto convocar para el 15 de noviembre a un paro con movilización desde las 10 horas, en plaza Lavalle, un día antes del feriado por el Día del Judicial -una medida aislada e inconsulta, ya que el sindicato no convocó a asamblea ni plenario de delegados.
 
Siendo éste uno de los gremios alineados al gobierno, la necesidad de dar una respuesta a las presiones de las bases y sus conducciones obedece a la cercanía de las elecciones generales del sindicato. La tendencia a la recuperación de comisiones internas, así como la reciente victoria antiburocrática en el fuero civil, colocan a Piumato entre la espada y la pared: si no lucha, el costo político puede ser muy grande.
 
Los judiciales no podemos estar atados a las estimaciones oportunistas de la burocracia. Es indispensable nuestra organización independiente, impulsando asambleas y cuerpos de delegados con mandato de oficina en todas las dependencias judiciales y en los ministerios. Sólo así derrotaremos la reforma laboral del gobierno, el PJ-FpV y el conjunto de la oposición patronal.
 
Las comisiones recuperadas han resuelto adherir al paro con movilización del 15 de noviembre, pero con el señalamiento de que debe ser el inicio de un plan de lucha y que debe ser convocado un plenario general de delegados.
 
• Abajo la reforma laboral.
 
• No al traspaso de la Justicia a Ciudad.
Tags: judiciales, reforma-judicial, paro

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero