7 de diciembre de 2017 | #1485 | Por Juan Pablo Rodríguez

Riquísimo debate en el Congreso bonaerense del PO

Delegados electos por plenarios previos del Partido Obrero de todo el gran Buenos Aires y de 46 distritos del interior sesionaron durante este fin de semana. Se desarrollaron comisiones de trabajo con los principales ejes de la intervención del partido -mujer, movimiento obrero, juventud, organización partidaria, situación política- y se resolvieron las principales campañas en sesión plenaria. Cada comisión votó una resolución que será conocida ahora por toda la militancia bonaerense. La resolución política será publicada para todo el Partido.

El congreso discutió un balance del proceso político electoral donde conquistamos las bancas de Romina Del Plá y Guillermo Kane, rescatando las listas únicas que resultaron de la lucha política librada por ellas. Pero abordamos la nueva realidad de la provincia después del 22, marcada por los realineamientos post kirchneristas del PJ y los pactos con Vidal, que confirmaron los ejes de nuestr delimitación del kirchnerismo durante la campaña, lo que distinguió al PO de sus propios aliados.

La resolución política indica que “el plan de guerra contra los trabajadores se refuerza con el triunfo electoral, pero también expresa las contradicciones de la salida capitalista a la crisis. Dos años de ajuste no han bastado para resolver un déficit público que entre Nación, provincias y municipios llega al 11% del PBI. La provincia no escapa a esa situación, aún siendo la niña privilegiada del reparto de los fondos usurpados a los jubilados”.  El congreso también caracterizó el retroceso histórico del PJ bonaerense y el intento por parte de la coalición gobernante en sustituir el corroído aparato de punteros del PJ por un nuevo andamiaje de contención y coacción política. Esto, de la mano de los fondos especiales que conforman una caja negra de uso discrecional por parte de Vidal. La sustitución de Espinoza por Menéndez a la cabeza constituye la sumisión del kirchnerismo al grupo de intendentes peronistas que actúan de común acuerdo con Vidal.

El congreso caracterizó que el macrismo ha dado el primer paso de salida de la “coalición a la carta” con el Frente Renovador, para dar paso a la “gobernabilidad” del PJ, a quien ya premió con la vicepresidencia de la Cámara de Diputados.
 
Movimiento obrero, mujer, juventud 

La comisión del movimiento obrero fue la más nutrida. La participación de compañeros de decenas de lugares de trabajo, delegados, comisiones internas, seccionales y sindicatos dio cuenta del desarrollo del PO y de los escollos de las contraofensivas patronales y de la burocracia sindical. Elaboró una política de desarrollo y organización regional de la Coordinadora Sindical Clasista, valorada como el canal de reclutamiento de nuevas camadas antiburocráticas e instrumento en la recuperación de cuerpos de delegados, y a su turno de seccionales y sindicatos.

El voto homogéneo al FIT, que dejó en offside al seguidismo prokirchnerista que campea en la izquierda, fue tomado como base para el reclutamiento en la próxima etapa. El congreso expresó a un partido metido hasta el cuello en los procesos de lucha: las huelgas docentes, AGR, Pepsico, Ingredion, municipales, tierra y trabajo en los barrios, contra el gatillo fácil y la descalificación educativa. La reflexión de los delegados no se detiene en las luchas y sus resultados, importante por cierto, sino principalmente en el balance político que brindamos al activismo. 

Impulsamos plenarios inmediatos de estatales y otros gremios para enfrentar la ofensiva de despidos. Preparamos con todo la movilización del Polo Obrero que a la postre conmovió al país el día 4, y el trabajo fábrica por fábrica y frente por frente para el 6 de diciembre a Plaza de Mayo.

En la comisión de mujer, las compañeras del Plenario de Trabajadoras debatieron cómo seguir la lucha por desarrollar una orientación socialista en el masivo movimiento de la mujer contra la cooptación a variantes populistas o al feminismo vulgar,  que disocia la lucha de clases de la lucha por los derechos de la mujer. Los jóvenes de la UJS elaboraron un plan de penetración masiva en los grandes conglomerados juveniles, de la mano del combate contra la reforma educativa y el “plan maestro”.

Los cuestionamientos a la brevedad del debate fueron superados por la oportunidad política del Congreso, así lo valoraron los delegados que trabajaron a destajo en las comisiones con más de cien intervenciones y aportes en las 48 horas que deliberó el mismo.

Con la consigna “Ajustar a los ajustadores”, el PO de la provincia trazó planes de ampliación militante, de suscripción de prensa, de nuevas agrupaciones y boletines sindicales, de intervención de los voceros distritales, de mesas redondas y autoconvocatorias de jubilados, por las libertades de la juventud y contra las reformas antieducativas y, desde luego por las campañas centrales del partido en torno de las reformas antiobreras. Votó la realización de mil pintadas contra la reforma laboral como respuesta a las detenciones de los compañeros de Gesell, justamente por una pintada. Con estos objetivos, el Congreso eligió su comité provincial y verificará trabajo y resultados en el próximo congreso a mediados del año que viene.

Tags: congreso-partido-obrero, vidal, buenos-aires

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero