15 de abril de 2017 | Por Alejandro Guerrero

“Encaje español”: un crimen de la Inquisición llevado al teatro

El 1° de diciembre de 1703, en San Miguel del Tucumán, la Negra Inés, una esclava, fue ejecutada por el garrote vil y sus restos arrojados a la hoguera. Así se cumplía la condena contra ella por “hechicería pública y tratos con el demonio”, por entonces causal de pena de muerte en las provincias de Córdoba del Tucumán y Salta del Tucumán. La Negra Inés fue acusada de conjuros demoníacos en perjuicio de su ama, Isabel de Vera y Aragón, y condenada por Luis María, “el juez lego”.
 
Aquel crimen de la Inquisición en el Virreinato del Perú –al cual pertenecían entonces las provincias de Córdoba del Tucumán y Salta del Tucumán, integradas sólo en 1776 al Virreinato del Río de la Plata− se transforma ahora en un drama teatral con guión de la escritora y poetisa Eugenia Cabral y la dirección de Julio Cortés: “Encaje español: Indias, brujas, negras, herejes, ladronas”. Con un epígrafe notable: “Hace 310 años las golpeaban y mataban…”
 
Los textos que la autora del guión, Eugenia Cabral, pone en boca del juez Luis María (Fabián Kobrin), han sido extraídos del expediente de la causa; es decir, se trata de documentos históricos. El juez se pregunta:
 
−Vamos a ver… ¿Cuáles serían las proevas de que La Negra Inés ha cometido hechicería y tratos con el demonio?... Otro sí digo… otro sí digo… aquí está: “El doctor Juan de Vargas Machuca ha efectuado ciertas experiencias de las cuales surge claramente el maleficio que afecta a doña Isabel de Vera y Aragón…”…
 
Y prosigue:
 
−“La experiencia realizada por el doctor Vargas Machuca consistió en hacer hervir un trozo de jabón en una paila que contenía agua para la enferma (…) Cuando el agua con jabón se fue enfriando, el contenido tomó un aspecto semejante al de la leche cuajada (…) Por si esto no fuera suficiente prueba del sortilegio, el médico repitió la prueba y esta vez el agua quedó limpia”.
 
La prueba decisiva, según el expediente judicial, fue ésta, leída por el juez:
 
−“¿Hace falta, después de la opinión de la ciencia, agregar algo más para apresar a la negra culpable? (…) Se deja precisa constancia de que en el caso de pública hechicería cometida por La Negra Inés, esclava de procedencia angoleña i propiedad del hacendado Francisco de Luna i Cárdenas, se ha encontrado la siguiente proeva: (…) un sapo envuelto en unos trapos que la mencionada tenía oculto en un agujero del calabozo de La Mazmorra (nel Cabildo), donde se halla recluida y que ha utilizado para producirle hechizos diabólicos a sus amos.."
 
Junto con la negra Inés, una mulata, Margarita Miranda, que había tomado de las pertenencias de su ama una mantilla de encaje español, es condenada a llevar grilletes y recibir 12 azotes.
 
Así, una parte de la historia social argentina –una parte casi desconocida, la de los crímenes de la Inquisición en estas tierras− llega al teatro, dirigida por Julio Cortés y con las actuaciones, además de Kobrin, de Florencia Rodríguez (La Negra Inés), Alejandra Barrios (Margarita Miranda) y Matías Alarcón (El Sargento Mayor y Pedro, el verdugo).
 
El juez dispone la ejecución por garrote vil e incineración del cuerpo de Inés. Fija la fecha para el 1° de diciembre y exclama:
 
−¡Uuuufff! ¡Qué calor va a hacer ese día!... Siempre hace mucho calor por esos días en Salta del Tucumán y en la Córdoba del Tucumán.
 
Se puede ver todos los viernes de abril, a las 23, en el Espacio Cultural Urbano, Acevedo 460 (entre Corrientes y Vera, a cuadra y media de la estación Malabia-Pugliese del subte C). Más informes en el 15-5757-9486.
Tags: teatro

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero