23 de noviembre de 2017 | Por Obreros y soldados de toda Rusia

El acta de la toma del poder

Acta del Segundo Congreso de los Soviets de Diputados obrero y soldados de toda Rusia, 25-26 de octubre (7-8 de noviembre) de 1917.
¡A los obreros, a los soldados, a los campesinos!
 
Ha comenzado sus labores el Segundo Congreso de los Soviets de diputados obreros y soldados de toda Rusia. En él está representada la inmensa mayoría de los Soviets. También asisten muchos delegados de los Soviets campesinos. Han expirado los poderes del Comité Ejecutivo Central conciliador. Apoyándose en la voluntad de la inmensa mayoría de los obreros, de los soldados y de los campesinos y en la insurrección victoriosa de los obreros y de la guarnición de Petrogrado, el Congreso toma en sus manos el poder.
 
Ha sido derribado el Gobierno Provisional y la mayoría de sus miembros ya han sido detenidos.
 
El II Congreso de los Soviets de diputados obreros y soldados de toda Rusia se inauguró el 25 de octubre (7 de noviembre) de 1917, a las 10 horas y 45 minutos de la noche, en el Smolny. De los 649 delegados, 390 eran bolcheviques. Estuvieron representados 318 Soviets provinciales. Los delegados de 241 Soviets llevaron al Congreso mandatos bolcheviques. Los mencheviques, eseristas (socialistas revolucionarios) de derecha y delegados del Bund abandonaron el Congreso después de su apertura, negándose a reconocer la revolución socialista. El Congreso de los Soviets aprobó el llamamiento: ¡A los obreros, a los soldados, a los campesinos!, escrito por Lenin, en el que se proclamaba el paso de todo el Poder a los Soviets. Las cuestiones fundamentales examinadas en el Congreso fueron: formación del Gobierno soviético y aprobación de los decretos sobre la paz y sobre la tierra. Lenin pronunció los informes acerca de ambas cuestiones.
 
El II Congreso de los Soviets aprobó los decretos sobre la paz y sobre la tierra y formó el primer Gobierno soviético: el Consejo de Comisarios del Pueblo, eligiendo a Lenin presidente del mismo. Eligió también el Comité Ejecutivo Central de toda Rusia, compuesto de 101 miembros, en el que entraron, entre otros, 62 bolcheviques y 29 eseristas de izquierda. El Congreso se clausuró a las 5 horas y 15 minutos de la madrugada del 27 de octubre (9 de noviembre)….
 
El Poder de los Soviets propondrá una paz democrática inmediata a todos los pueblos y un armisticio inmediato en todos los frentes. Asegurará el paso, sin indemnización, de la tierra de los terratenientes, de las tierras de la Corona y de los conventos a los comités campesinos; defenderá los derechos del soldado llevando a cabo la completa democratización del ejército; implantará el control obrero sobre la producción; asegurará la reunión de la Asamblea Constituyente en el plazo acordado; se preocupará de abastecer a las ciudades de pan y al campo de artículos de primera necesidad y garantizará a todas las nacionalidades que pueblan Rusia el verdadero derecho de autodeterminación.
 
El Congreso acuerda: todo el Poder en las localidades pasa a los Soviets de diputados obreros, soldados y campesinos, llamados a asegurar un orden verdaderamente revolucionario.
 
El Congreso exhorta a los soldados de las trincheras a la vigilancia y firmeza. El Congreso de los Soviets está convencido de que el ejército revolucionario sabrá defender la revolución contra todos los ataques del imperialismo, mientras el nuevo gobierno no obtenga la paz democrática que va a proponer directamente a todos los pueblos. El nuevo gobierno tomará todas las medidas para asegurar al ejército revolucionario de cuanto necesita, por medio de una enérgica política de requisas y de imposiciones sobre las clases poseedoras; mejorará también la situación de las familias de los soldados.
 
Los kornilovistas -Kerenski, Kaledin y otros- intentan enviar tropas contra Petrogrado. Algunos destacamentos que, con engaños, habían sido enviados por Kerenski, se han pasado al pueblo insurreccionado.
 
¡Soldados, oponed una resistencia activa al kornilovista Kerenski! ¡Estad alerta!
 
¡Ferroviarios, detened todos los trenes dirigidos por Kerenski sobre Petrogrado!
 
¡Soldados, obreros, empleados, la suerte de la revolución y de la paz democrática está en vuestras manos!
 
¡Viva la Revolución!
 
El Congreso de los Soviets de diputados obreros y soldados de toda Rusia.
 
Los delegados de los Soviets campesinos
 
 
 
EsEcrita el 25 de octubre (7 de noviembre) de 1917. Publicada en el periódico Rabochi y Soldat, núm. 9, el 26 de octubre (8 de noviembre) de 1917.
 
V. I. Lenin. Obras Completas, 5a edición en ruso, t. 35.
 
 
 
TE PUEDE INTERESAR:

 

 

Tags: soviets, centenario-revolucion-rusa, revolucion-de-octubre

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera