11 de marzo de 2017 | Por German Cabanillas (Agrupación 1969 de Santa Fe)

Brasil: otra atrocidad contra el colectivo LGBTI

Justicia por Dandara dos Santos. Organicémonos contra la barbarie

Dandara dos Santos, una mujer trans brasileña de 42 años, fue atrozmente torturada y fusilada por una patota el 15 de febrero pasado en uno de los barrios más pobres del estado de Fortaleza, Brasil. Dandara venía siendo víctima de vejaciones por parte de grupos homófobos.

Los asesinos de Dandara se grabaron con un celular mientras la golpeaban salvajemente. Las violentas imágenes, que se difundieron ampliamente por YouTube y otras redes sociales hace algunos días, son de una crueldad extrema. Sacaron a Dandara de su casa, la dejaron semidesnuda en el suelo y comenzaron a golpearla. Pedradas, patadas, puñetazos y ataques con trozos de maderas… Dandara estaba tan herida que no podía levantarse o defenderse. El video finaliza cuando entre varios individuos ponen a la víctima en una carretilla y se la llevan a otra zona. La policía confirmó que el asesinato se produjo con dos disparos en la cara de Dandara, en otro callejón, pero eso no fue registrado.

Algunos de los responsables del asesinato han sido detenidos. Probablemente, si el video del ataque no se hubiera viralizado, el crimen hubiese quedado en el olvido. Según un informe de la Rede Trans, sólo en 2016 hubo 144 crímenes de personas transgénero en Brasil.

Con la venia del Estado, escuadrones de exterminio atacan a las minorías y las masas empobrecidas en Brasil.

Los datos son devastadores: “La burguesía ha desatado una sangrienta guerra civil contra las masas empobrecidas que se cobró nada menos que la vida de 60 mil personas en el último año y mantiene en condiciones infra-humanas a 640 mil presos, la cuarta población carcelaria del mundo” (PO Online, 24/2).

Un discurso de odio hacia las mujeres y las minorías emana desde las entrañas del aparato estatal.

El presidente Michel Temer hizo su parte esta semana al emitir un discurso insultante hacia las mujeres, reservándoles el papel de las tareas domésticas y las compras en el supermercado.

Los crímenes atroces como el de Dandara buscan crear un cuadro de intimidación popular y son, por tanto, funcionales a la política de ajuste brutal del gobierno contra la clase obrera.

El caso de Dandara nos sensibiliza particularmente. En nuestro país también se han producido recientemente brutales ataques contra el colectivo LGBTI, como los casos de Celeste en Tucumán y Sofía Santillán en Mercedes, por poner sólo dos ejemplos.

Justicia para Dandara. Reforcemos la organización y la movilización independiente del colectivo LGBTI para enfrentar esta barbarie.

 

Tags: brasil, crimen-de-odio, lgtbi, agrupacion-1969

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero