6 de marzo de 2017 | Por Alefu Goulart (Tribuna Clasista Santa Catarina, Brasil)

Brasil: Victoria de la huelga de los trabajadores de Florianópolis

Después de 38 días de lucha. Gran apoyo popular
Después de treinta y ocho días, concluyó la huelga de mayor adhesión en la historia de los trabajadores del servicio público de Florianópolis (Santa Catarina, Brasil). El 90% de los doce mil trabajadores se unió al paro contra el "paquetazo" del alcalde Gean Loureiro (PMDB). Iniciada el 17 de enero por los empleados de Salud, Trabajo y Bienestar Social, la huelga fue creciendo con la adhesión de la facultad de enseñanza y de los TCA (contratistas) el 8 de febrero. Una gran masa de los huelguista fueron mujeres, guerreras combativas. Esta unidad impuso la primera derrota política a los ‘ajustes’ del alcalde, que fue obligado a retirarse y restaurar los derechos anulados con una votación fraudulenta el 24 de enero bajo un fuerte ataque del aparato policial y la guardia municipal contra los trabajadores manifestantes con gases lacrimógenos, gas pimienta y perros.
 
Los alrededores del ayuntamiento, en el centro de la isla, se transformaron en una virtual zona de guerra real. Un comando por el paro y la dirección del sindicato (SINTRASEM) organizaron la resistencia. El poder pidió la prisión y el despido de los dirigentes y activistas, decretando la ilegalidad de la huelga. Se vio obligado por la fuerza de la medida a negociar la devolución en su totalidad de las conquistas conculcadas: Plan de Cargos y Salarios, nocturnidad, pago de horas extras, vacaciones, etc. Es necesario hacer hincapié en la importancia fundamental de la participación de la comunidad en general que apoyó a los trabajadores públicos en su lucha. El pueblo comprendía que lo que estaba en juego era la liquidación de los servicios de salud, educación y obras públicas.
 
Aislado políticamente y con crecientes movilizaciones en su contra, el alcalde se ocultó para negarse a negociar la retirada de su "paquetazo". Fue en una reunión de reconciliación propuesta por la Corte que se logró la gran mayoría de los reclamos. La propuesta fue presentada en una Asamblea General realizada en la plaza Tancredo Neves, donde asistieron ocho mil trabajadores, votando solo ocho en contra y con apenas tres abstenciones. La Asamblea -en un clima de entusiasmo- votó, también, participar del paro mundial el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora y del paro del 15 de marzo, convocado por la CUT. Además, votó mantener la vigilia permanente hasta la aprobación del acuerdo por parte de la Cámara que debe ocurrir dentro de 30 días, manteniendo el estado de huelga y la reanudación inmediata de la misma en caso de incumplimiento del acuerdo por parte del Ejecutivo. Los servidores públicos se están preparando para la batalla próxima: el acuerdo de negociación colectiva en mayo.
 
En nuestra organización, Tribuna Clasista, entendemos que fue una victoria nacional el retroceso del alcalde. Porque Florianópolis fue un primer gran laboratorio experimental del gobierno federal después de las elecciones municipales de octubre de 2016. Y fue derrotada la política de ajuste contra los trabajadores votada con la aprobación de la PEC 55 por el congreso nacional en noviembre, que congela durante veinte años el presupuesto en salud, educación, etc. La huelga de la isla muestra el camino a trabajadores de otras prefecturas del Estado: ayer en Jaraguá do Sul, un importante centro industrial de Santa Catarina, los trabajadores votaron iniciar una huelga el 6 de marzo contra el "paquetazo" ajustador del alcalde, también del PMDB. También en Joinville se han convocado asambleas con el mismo propósito.
 
Se coloca la perspectiva concreta de la convocatoria de un Congreso Estadual y Nacional de la clase obrera, con delegados elegidos en los lugares de trabajo, para organizar la resistencia a los ataques de los capitalistas y preparar la huelga general. ¡Que los capitalistas paguen la crisis!
Tags: brasil, municipales, huelga

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero