9 de julio de 2017 | Por Cheni

La farsa del Empleo Joven llegó a Quilmes

Entre el viernes y el sábado pasados se desarrolló en Quilmes la Feria de Empleo Joven.
 
La “expo”se resume al Estado montando una gran agencia de trabajo precarizado, que durante 48 horas monta los stands en los cuales los empresarios estarán recibiendo Curriculum Vitae de jóvenes de entre 18 y 30 años. La enorme cantidad de jóvenes que se hacen presentes en esta feria –como ocurrió en La Rural- deja en evidencia el enorme índice de desempleo que hay entre la juventud. 
 
Ley de Empleo Joven
 
El reimpulso de la Ley de Empleo Joven es una exigencia del capital que reclama asegurar las ganancias de los empresarios y un mayor ajuste sobre los trabajadores. Detrás del verso de la "capacitación permanente" se encuentra la más cruda precarización laboral y la destrucción de la educación pública. 
 
Mientras aumentan los despidos y se avanza en la destrucción de conquistas de los convenios colectivos, esta ley incorporará a jóvenes sin convenio y salarios de miseria, que serán garantizados en gran medida por el Estado. Es decir, un enorme subsidio a los capitalistas para explotar a la juventud precarizada. Su modelo es el acuerdo con McDonald´s, por el cual se promovía empleos de 6 horas diarias por $4.500, de los cuales $1.000 pagaba el propio Estado.
Las "capacitaciones" serán cursos en función de los intereses de las empresas; en ese mismo sentido avanzan en reformas en los niveles secundario y universitario que vacían los planes de estudio y destruye el carácter científico y universal de la educación. 
 
Abajo el ajuste
 
La burocracia sindical que ha dejado pasar los despidos sin mosquearse tiene en la mismísima Feria un espacio dedicado a dar cursos de formación profesional, mostrando su complicidad absoluta con el empleo precario.
 
Por otro lado, el kichnerismo, que durante su gobierno fue impulsor del trabajo precario, en las universidades que dirige, como la de Quilmes, adhiere al sistema de acreditación que destruye la carrera de grado. Mientras tanto, la Unión Industrial Argentina del distrito y la UNQ llevan la “súper sopa” a los barrios de Quilmes, lo que demuestra que, si es por ellos, la miseria y la precarización están para quedarse.
 
Los jóvenes tenemos una alternativa para enfrentar esta embestida. Organizarnos con los trabajadores, junto a la UJS y el Frente de Izquierda, para luchar por salario igual a la canasta familiar, repartir las horas de trabajo.
 
Para formarse, jornadas de 8 horas (4 de estudio, 4 de trabajo con sueldo bajo convenio). Educación pública y gratuita en todos sus niveles, organizada sobre los intereses de los trabajadores y no de las empresas. Prohibición de despidos y suspensiones.
Tags: ley-de-empleo-joven, quilmes

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero