6 de diciembre de 2017 | Por Camila y Julián

Orgullo y lucha en Tucumán

La movilización del colectivo LGTBIQP se manifestó contra el avance represivo, las reformas laboral y previsional y la injerencia de la Iglesia en el Estado.

El sábado 2 de diciembre las calles tucumanas se llenaron de orgullo y color pero también de denuncia contra la violencia y discriminación al colectivo LGTBIQP. Ni la lluvia pudo frenar la masiva marcha que se abrió paso entre las calles con una fuerte denuncia al Estado y a la Iglesia.

Esta es la séptima marcha autogestionada e independiente del Estado. El año pasado se logró que se transforme en referencia para todo el colectivo, siendo un importante logro de las agrupaciones y organizaciones combativas.

Esta nueva movilización estuvo precedida por el transfemicidio de Ayelén, en un escenario nacional de ataques brutales y agresiones a jóvenes trans y lesbianas, que conmocionó a la provincia y puso al descubierto la extrema vulnerabilidad a la que está expuesta el colectivo trans. El reclamo por Justicia por Ayelén puso en pie la organización de lxs compañerxs trans, que estuvieron a la cabeza de la organización de la marcha.

La denuncia de la Iglesia y de su profunda injerencia en la educación, salud y justicia fue uno de los ejes de la convocatoria. El lobby clerical bloquea la adhesión de la provincia a la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable y a la Ley de Educación Sexual Integral. Este año presionó para que la Legislatura saque del tratamiento el proyecto de cupo laboral trans, volviéndolo a comisión. La maniobra estuvo a cargo del legislador Raúl Albarracín (UCR-Cambiemos), quien argumentó que había una cuestión de privilegio al no exigir ideoneidad para cubrir los cargos, y contó con el apoyo del PJ.

El documento atacó la reforma laboral y previsional que pretenden imponer Macri, los gobernadores y el Triunvirato de la CGT, mostrando que agravará aún más las condiciones de vulnerabilidad del colectivo. En este marco se denunció el avance represivo del gobierno, rechazando el protocolo contra el colectivo LGTBIQP y reclamando justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Desde la Agrupación 1969 formamos parte de la comisión organizadora y participamos de todas las instancias de preparación. Es fundamental continuar construyendo un movimiento LGTBIQP independiente del Estado, los gobiernos, y la Iglesia que gane las calles y abrace un programa de salida a la opresión de clase y género.

Tags: tucuman, lgtbi, marcha-del-orgullo

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero