11 de enero de 2018 | Por César Javier Arakaki, militante del Partido Obrero

A 14 días de mi injusta detención

Carta de César Arakaki desde el penal de Marcos Paz

Compañeros, compañeras, partidos de izquierda y agrupaciones que acompañan mi lucha:

Quiero expresarles desde el contexto de mi injusto encierro que sigo en pie, que no me siento solo, que hoy más que nunca reivindico mis ideales y que estoy orgulloso de todos ustedes, especialmente de mi querido partido, el Partido Obrero que no deja de preocuparse por mí ni un solo día junto a mi compañera de la vida, Celia.

Nunca imaginé que manifestarme en contra del saqueo injusto, irracional, a nuestros jubilados, terminaría en mi detención política. Pero no es de asombrarse, hoy la justicia está siendo manipulada por el gobierno y un sector económico que no acepta oposición, ese sector que desdibuja con un discurso precario que manifestarse es ser violento.
Desde aquí les digo: Violencia es la inflación, violencia es saqueo a los jubilados, violencia es encubrir crímenes de Estado como Santiago Maldonado, violencia es asesinar a Rafael, violencia son los negocios en la obra pública (primos, hermanos, amigos, etc). Violencia son los Panamá Papers, violencia es obtener 6 parques eólicos sin licitación y dárselos a una empresa española, violencia es no tener sensibilidad social, violencia es mentir...

Hoy mi detención demuestra que en este país reclamar no es justo.

Quiero que sepan que todo esto es una campaña sucia contra todas las organizaciones y partidos de izquierda.

Pero se han ensañado contra mi partido como lo hicieron en el gobierno de Alfonsín. Y lo que más bronca da es que se hallan ensañado con mi pareja sólo por ser militante y ser mi pareja, eso no se los voy a perdonar jamás.
Mi lucha continúa porque la esencia de un militante es pelear por sus ideales, por lo que considero justo equitativo y valedero.

No bajen los brazos ni un solo día compañeros. Muy pronto este gobierno de pocos va por todos nosotros con la reforma laboral explotadora. Hoy "el cambio" es encarcelar a los opositores y ajustar a los ajustadores en favor de los grandes capitales.

Por último les digo: que mi encarcelamiento los fortalezca más que nunca para continuar con nuestra legítima lucha.

Libertad a todos los detenidos por luchar. No al ajuste, no a la represión. Un gran abrazo desde el penal de Marcos Paz.

 

TE PUEDE INTERESAR:

20 mil personas en Plaza de Mayo por la libertad de Arakaki, Ponce y todos los presos políticos

Tags: presos-politicos, César-Arakaki, Dimas-Ponce

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera