12 de septiembre de 2017 | Por Pía Garralda (Apel La Plata)

Juicio CNU La Plata: el alegato del fiscal

Pidió prisión perpetua para los dos acusados pero desvinculó a Perón del accionar de las bandas fascistas en su tercer gobierno.
La fiscalía presentó sus alegatos en el juicio a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de La Plata, contra los genocidas de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) Carlos Ernesto "el Indio" Castillo y Juan José "Pipi" Pomares, quienes están imputados por tres hechos, con un saldo de siete víctimas, ocurridos entre febrero y abril de 1976, bajo el gobierno de Isabel Martínez de Perón. Solicitó la pena de prisión perpetua para ambos.
 
La CNU fue una organización paraestatal de ultraderecha que funcionó como fuerza de choque desde 1971, concentrando su mayor accionar represivo entre los años 1973/1976, bajo el tercer gobierno peronista, continuando su accionar durante la dictadura como grupo de tareas. Se trata de un juicio sumamente fragmentado, ya que sólo se están juzgando dos imputados, por 7 asesinatos, cuando a la CNU se le atribuyen más de 60 víctimas.
 
El fiscal Juan Martín Nogueira planteó que los delitos cometidos por esta banda constituyen delitos de lesa humanidad, fundado en numerosos antecedentes que destacan que existió plan sistemático previo al golpe cívico-militar, llevado adelante por la organización CNU y otras bandas para estatales como la triple A, delimitando un grupo de víctimas a eliminar, identificados por la CNU como enemigos –militantes políticos, sociales y estudiantiles. Sin embargo, no fue planteado el delito específico de genocidio.
 
El fiscal realizó un extenso desarrollo sobre el vínculo entre el Estado y la CNU, demostrando la aquiescencia del mismo, aunque desvinculado políticamente del tercer gobierno de Perón.
 
Finalizó solicitando la prisión perpetua para los dos imputados, haciendo hincapié que si bien no era suficiente por el daño causado para graduar la pena, planteó como atenuantes la edad que tenían los imputados al momento de los hechos –24 años Castillo y 20 Pomares–, como si a esa edad no hubieran podido discernir la calidad de delitos cometidos. Asimismo, indicó también como atenuante el haberse reinsertado en “la vida democrática” luego de los hechos, haciendo referencia a que fueron funcionarios del gobierno municipal de La Plata bajo la intendencia de Julio Alak, cuando fue la forma en la cual se reciclaron amparados por el PJ para mantener impunidad por estos crímenes.
 
El 25 de septiembre continúan alegando el resto de las querellas y el 2 de octubre presentaremos los alegatos de la querella de Justicia Ya! La Plata.
 
Cárcel común, perpetua y efectiva para los genocidas de la CNU y de todas las bandas para estatales que operaron previo a la dictadura.
Tags: carcel-a-genocidas

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero