16 de abril de 2018 | Por Iñaki Aldasoro

Libertad inmediata a los militantes detenidos en Jujuy

Morales refuerza su línea de ataques contra el pueblo

El gobierno ha decidido, a través de su brazo judicial, la detención de numerosos manifestantes, entre ellos varios dirigentes sociales y sindicales, que se movilizaron este 4 abril a la legislatura contra la política de ajuste y represión contra el pueblo.

Tanto adentro como afuera de la legislatura, el gobernador reafirmó su política de fuerza contra la clase obrera jujeña. En el discurso de Morales, con la reafirmación de una paritaria estatal miserable del 5%, anuncios de ajuste en salud y educación y una política entreguista del patrimonio provincial; y afuera de la “Casa de Piedra” descargando una brutal represión contra los trabajadores que protestaban.
A las decenas de personas reprimidas con gases y balas de goma ese mismo día, ahora se suma la detención de varios dirigentes y manifestantes.

Este no es el primer hecho donde el gobierno utiliza la fuerza para reprimir protestas contra su política de ajuste: lo ha realizado contra trabajadores estatales y municipales, contra los obreros de Ledesma y La Esperanza, y recientemente contra los estudiantes del CEIJA donde también detuvieron a una concejal del PTS- FIT, solo por citar los casos más recientes y conocidos.

En la segunda sesión ordinaria, el día 11 de abril de 2018, la banca del Partido Obrero en el FIT presentó sobre tablas un proyecto de declaración de repudio a represión desatado por el gobierno el 4 de abril, y el planteo de reapertura de paritarias, el cual fue votado en contra por el oficialismo y enviado a comisión.

El gobierno se encuentra en un cuadro potencialmente crítico, atravesado por la falta de inversiones, la sequía de los “brotes verdes” y un fenomenal endeudamiento provincial (que anuncia una crisis financiera en puertas), y utiliza el recurso de detenciones para tratar de contener un agotamiento de las expectativas que un sector de la población tenía en el “cambio”.
Morales quiere hacer pasar la protesta social contra su ajuste como un hecho penal. Es un gobierno que no resiste y hace oídos sordos a la deliberación y el reclamo popular.

Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda denunciamos esta maniobra y este ataque contra el derecho a manifestarse del pueblo jujeño contra el ajuste.

Repudiamos la detención de todos los manifestantes y exigimos su inmediata liberación y su desprocesamiento.

Tags: Jujuy, militantes-detenidos

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera