11 de septiembre de 2017 | Por Redacción

[VIDEO] “Los policías nos decían que íbamos a ser los próximos Santiago Maldonado"

El relato de dos de los 31 detenidos del 1 de septiembre, una denuncia contundente contra la represión policial.
Cuando la enorme movilización del 1 de septiembre por Santiago Maldonado ya se había desconcentrado, la policía lanzó una salvaje cacería que terminó con más de 30 detenidos.
 
La excusa fue reprimir a un pequeño grupo sin identificación que se quedó golpeando las vallas. Lo que ocurrió luego tuvo el indisimulable tufillo de las provocaciones policiales. Los “incidentes”, amplificados por los medios oficialistas, fueron absolutamente menores. La represión policial, en cambio, fue feroz. Se trató de un operativo premeditado para intentar desplazar de los titulares del día siguiente a la enorme movilización de 250 mil personas por Maldonado y el repudio a Patricia Bullrich.
 
Prensa Obrera reconstruyó el relato de dos de los detenidos. El fotógrafo Carlos Guerra y Brian Solís, trabajador de una empresa textil, fueron levantados al voleo por la policía y estuvieron privados de su libertad por casi 48 horas. Sus testimonios son la prueba palpable de una operación que tiene cabeza en la ministra Bullrich y en el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
 
 

 

“Los policías nos decían que íbamos a ser los próximos Santiago Maldonado", relata Carlos, detenido mientras registraba la violencia que ejercía la policía contra un grupo de mujeres.
 
“Estaba en un kiosko y cuando le voy a pedir al kioskero aparece un policía y atina a golpearme la espalda”, dice Brian.
 
Ambos coinciden en recordar cómo el aguante militante de las organizaciones durante la vigilia en Comodoro Py, a donde los llevaron a declarar, les hizo recuperar el aliento.
 
Las actas de detención confeccionadas por los policías no guardan ninguna relación con las circunstancias verídicas. El juez y el fiscal a cargo de la causa formada a partir de esta operación policíaca intentan salvar su relato, pero las acusaciones no tienen sustento alguno. Quienes deberían ser investigados son los policías involucrados y los funcionarios que dieron las órdenes.    
Tags: Santiago-Maldonado, detenidos, amenazas

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero