10 de julio de 2017 | Por Balbina Maidana (Pre-Candidata a Concejal de Partido Obrero en Rosario de Lerma)

Rosario de Lerma: violencia de género y la responsabilidad del Estado

Localidad ubicada en la provincia de Salta
Diversos hechos de violencia a la mujer han sacudido a la población de Rosario de Lerma.
 
El agente sanitario, Pedro Verón, fue sostenido por el Estado y los directivos del Hospital Dr. Joaquín Corbalán, a pesar de haber cometido una violación en el propio baño de este nosocomio, en el año 2011, a una niña de 11 años, cuando era enfermero. La madre de la víctima denunció el hecho pero la denuncia fue archivada por la propia policía local. Luego de lo sucedido,  se adulteró su legajo  personal y fue trasladado a Atención Primaria de Salud, donde siguió en contacto con niños y hasta pudo perpetrar un nuevo abuso a una menor en el domicilio de la niña.
 
Otro caso es el de Marcos Flores, quien desde muy joven abusaba de sus sobrinas (en ese entonces menores de edad). Pasó todos los test psicológicos y se convirtió en policía. Luego de años de abusos reiterados, una de sus sobrinas lo denunció, pero sólo lo detuvieron  10 días después, luego de una importante movilización del pueblo en repudio a este hecho. Flores ya había sido denunciado años atrás por la otra sobrina, quien fue extorsionada para retirar la denuncia. El único “castigo” para el perpetrador fue pasar a realizar tareas administrativas. Sin embargo, no cesó en sus violaciones a las jóvenes.
 
El último caso que golpeó a los rosarinos es el de Daniel Rodríguez, quien apuñaló 8 veces a su ex pareja, una joven mujer de 31 años. Ella contaba con la exclusión del hogar del padre de sus hijos y vigilancia domiciliaria, pero el día del hecho,  luego de volver de un cumpleaños, fue a la comisaría a solicitar la custodia que el fiscal había indicado, pero le respondieron que esa noche no tenían personal para tal pedido. Cabe aclarar  que la consigna policial sólo es domiciliaria. Si la mujer sale a comprar, a trabajar o buscar de las escuela a sus hijos, la custodia policial no la acompaña. Es decir, la mujer esta presa mientras el agresor goza de libertad incondicional.
 
En todos los casos, la responsabilidad del Estado es clara por encubrimiento: archivar denuncias, detención no inmediata, la no garantía de la custodia policial, etc. Con este accionar, tanto el gobierno provincial como municipal, pretenden seguir sometiendo a las mujeres a la doble opresión y toda forma de violencia que viven. No van a resolver el enorme flagelo que nos asedia, porque no está en su agenda un presupuesto que garantice la asistencia necesaria a las víctimas y sus familias. El ajuste de Macri y Urtubey es tajante en este aspecto porque  se destina un miserable subsidio de $1.000 … solo por 3 meses.
 
La desocupación afecta en mayor medida a las mujeres,  así como el trabajo precario. La mujer víctima de violencia debiera ser asistida por un subsidio igual al costo de la canasta familiar para que pueda ser efectiva su separación del agresor. Los hogares refugios son escasos, el acceso a una vivienda propia resulta imposible sin la asistencia del Estado en la mayoría de los casos. En este cuadro, no hay ninguna posibilidad de emancipación real de las mujeres trabajadoras.
 
 La población del valle de Lerma va tomando conciencia de esta situación  y ha salido a las calles a repudiar todos los casos, responsabilizando al Estado. Llamamos a organizarnos de manera independiente de todas las variantes del poder político que nos someten a esta barbarie, con el Partido Obrero y el Plenario de Trabajadoras, para defender una agenda propia que resuelva nuestros problemas. Vamos por hogares refugios en todos los municipios, a la vez que luchamos por un plan universal de acceso a la vivienda; uno  integral de asistencia a las víctimas que garantice atención psicológica, económica y jurídica; la creación de un Consejo Autónomo de la Mujer, con delegadas electas en cada barrio y lugar de trabajo, con cargos revocables y un presupuesto a cargo del Estado.
 
Por la emancipación de las mujeres trabajadoras.
Tags: #niunamenos, rosario

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero