27 de noviembre de 2017 | Por Alejandra Del Castillo

Tucumán se movilizó contra la violencia hacia las mujeres

Macri, los gobernadores y la Iglesia, responsables
Este 24 de noviembre se realizó la marcha por el día internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres convocada por las organizaciones que integran el Ni Una Menos Tucumán. Encabezaron la movilización los familiares de Daiana Garnica, Mariana González y Milagros Avellaneda, jóvenes desaparecidas y cuyos casos conmocionan a la provincia.
 
El documento consensuado para la convocatoria marcó la responsabilidad de Macri y los gobernadores en la creciente violencia contra las mujeres y su propósito de disciplinamiento social. El rechazo a la reforma laboral y previsional fue otro de los ejes, marcando la complicidad de los gobernadores y el triunvirato de la CGT.  Se denunció la injerencia de la Iglesia en la educación, la salud y justicia y su actuación permanente en el bloqueo a las demandas del movimiento de mujeres. El hecho que Tucumán sea la única provincia que no adhiere a la ley de salud sexual y procreación responsable a 14 años de su sanción demuestra hasta donde llegan esos lazos. 
 
La marcha tuvo lugar el día que se dio a conocer la fecha de inicio de juicio, el 6 de febrero de 2018, en el caso de Paulina Lebbos y que sentará en el banquillo de acusados a altos funcionarios del Ministerio de Seguridad, del período cuando se produjo el crimen, que actuaron en el encubrimiento.  En el acto se festejó este triunfo, resultado de una lucha de 11 años y se reclamó además ver sentado entre los imputados al ex gobernador José Alperovich y todos los encubridores. 
 
Otra consigna que se levantó en la marcha fue la denuncia del dictamen reaccionario y vergonzante del Inadi que establece que la performance que realizaron compañeras socorristas frente a la Catedral, el día de la convocatoria del 8 de marzo (donde representaron una virgen que abortaba el patriarcado), constituyó un acto de discriminación contra los creyentes católicos. Este grave antecedente contra la libertad de expresión e intento de persecución a quienes se rebelen contra la opresión de la Iglesia debe ser motivo de un plan de lucha.  
 
Cabe destacar que las organizaciones ligadas al triunvirato piquetero realizaron una marcha por separado bajo el armado de una llamada multisectorial de mujeres.  Este accionar divisionista es encabezado por el PCR que se niega a perder la tutela que tenía sobre el movimiento de mujeres y que tiene vasos comunicantes con la Iglesia. En el texto de la convocatoria, precisamente, no se menciona a dicha institución. Hay que destacar que otra de las organizaciones que integran este armado, Mumalá (Libres del Sur), responde al macrismo en la provincia ya que está integrada al Acuerdo para el Bicentenario. 
 
Frente al plan de guerra que Macri y los gobernadores, con la complicidad de la burocracia sindical, pretenden imponer al conjunto de la clase trabajadora, es fundamental fortalecer la organización independiente del movimiento de mujeres para que en unidad con los sectores en lucha enfrentemos a los ajustadores. 
Tags: tucuman, dia-contra-la-violencia-hacia-la-mujer, 25-de-noviembre, #niunamenos

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero