19 de mayo de 2017 | Por Alejandra del Castillo

Una mamá tucumana y su bebé, desaparecidos con complicidad policial

El 19 y el 23 de mayo, el pueblo tucumano se moviliza por la aparición con vida
Milagros Avellaneda es una joven de 26 años de San Miguel de Tucumán que se encuentra desaparecida junto a su bebé Benicio Coronel desde el 28 de octubre del 2016. El último dato que tiene su familia es que fue a ver a Roberto Carlos Rejas, a quien le reclamaba que reconociera la paternidad de su hijo. Milagros le envió un audio a una amiga diciendo que Rejas le estaba pegando. A continuación, le dijo que no fuera a buscarla "porque ya se cansó de pegarme y se quedó tranquilo". Ellas iban a salir esa noche pero Milagros llamó para decirle que suspendan para otro día. Eso es lo último que se supo de ella (La Gaceta, 17/5)
 
A Milagros y Benicio la policía no los buscó inmediatamente porque la comisaría de la zona, la N°11, se negó a tomar la denuncia de sus familiares bajo el "argumento" de que la desaparecida era mayor de edad. Pasaron 6 días hasta que la denuncia entró en la Fiscalía. En esta demora, sin embargo, no puede ser soslayado que Roberto Carlos Rejas es guardiacárcel en la localidad de Villa Urquiza y perito en criminalística. Proviene de una familia de policías federales, su padre también es perito en criminalística de esa fuerza y varios de sus hermanos trabajan ahí. También la novia de Rejas es una agente federal. 
 
Los medios de comunicación informan que en las pericias que se realizaron se comprobó que Rejas lavó su auto con vapor y clarificante para borrar  manchas de sangre. Por los cruces de llamadas se pudo conocer que su padre estaba al tanto y que sus hermanos le ayudaron a levantar pruebas. Sabían de los allanamientos porque alguien les avisaba de antemano los procedimientos de la investigación, lo que le permitió hacer desaparecer varios elementos probatorios, como armas y computadoras. Rejas actualmente se encuentra detenido, mientras que su novia, la agente Alicia Ávila, está imputada por encubrimiento agravado. 
 
El involucramiento de las fuerzas represivas para que no se conozca el paradero de Milagros y Benicio, y para encubrir el accionar de un agente policial, ha sido denunciado por la familia de la joven desaparecida y es por ello que decidieron salir a luchar y participaron de la movilización popular por la aparición de Daiana Garnica, otra de las mujeres desaparecidas en Tucumán.
 
Este viernes 19 de mayo convocan a marchar desde Plaza Urquiza a Plaza Independencia a las 10h.  Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero hemos comprometido nuestra presencia ese día y el 23 de mayo, cuando una nueva movilización nos encuentre en las calles junto con la familia de Daiana para exigir aparición con vida ya de las mujeres desaparecidas en democracia. 
Tags: tucuman, #niunamenos

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero