16 de febrero de 2017 | Por Gabriel Solano

De la ‘reparación histórica’ a la reducción jubilatoria por decreto

El gobierno que había prometido una “reparación histórica a los jubilados” terminó reduciendo el cálculo de movilidad jubilatoria mediante una mera medida administrativa de la Anses. El resultado, según lo reconoce el propio gobierno, es que el aumento del 12.96% para el semestre fue reducido en un 0.31 puntos, lo que implica una reducción del presupuesto de jubilaciones y asignaciones familiares del orden de los $ 3.000 millones. Sin embargo, varios especialistas estiman que la reducción en realidad es de 0.6 puntos, lo que significa que la reducción presupuestaria alcanzaría los $ 6.000 millones de pesos.
 
El titular de la Anses defendió la medida afirmando que el cálculo usado hasta el momento “sobreestimaba” los aumentos. Pero cuando se contrasta estos dichos con el nivel miserable de las jubilaciones los dichos del funcionario suenan a despropósito. Es que luego del aumento anunciado, los jubilados que cobran la mínima –casi el 50% del total- tendrán un haber de $ 6.394, siempre y cuando se deje sin efecto la reducción impuesta ayer por la Anses. Si esto no ocurriera el haber se reduce a $ 6.377. En ambas variantes estamos hablando de jubilaciones de miseria que no cubren el 50% de la canasta básica del jubilado que calcula la Defensoría de la Tercera Edad.
 
No puede pasarse por alto que el ahorro presupuestario total representa un 10% de la suma que el gobierno le condonó al grupo Macri por su deuda con el Correo Argentino. La fiscal que interviene en el caso calculó esa condonación de aquí a 2033 en $ 77.000 millones. Es claro que el ajuste es una avenida de un solo sentido.
 
Los Massa, Bossio y hasta las Carrió y Recalde, que pusieron el grito en el cielo por esta reducción jubilatoria hicieron gala de su total hipocresía. Todos ellos son responsables directos de la política de miseria para los jubilados –los dos primeros nombrados fueron titulares de la Anses bajo el kirchnerismo. La ‘movilidad jubilatoria’ que ellos exponen como ejemplo ha servido para una permanente reducción de los haberes jubilatorios. Sólo en el último año los jubilados perdieron 13 puntos de sus ingresos, ya que el aumento obtenido fue del 28.6% contra una inflación del 41% (como mínimo).
 
La denuncia de la reducción jubilatoria por decreto no debe confundirse con el respaldo a la ‘movilidad jubilatoria’ que ha dejado a millones de personas bajo el nivel de pobreza. El reclamo no puede limitarse a una diferencia de $17 sino que debe abarcar el programa histórico de los jubilados: un aumento de emergencia para todos de $ 5.000 y el 82% móvil.
Tags: macri, anses, jubilacion, reduccion

Sobre el Autor

Gabriel Solano

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero