18 de noviembre de 2017 | Por Nelson Marinelli

El despido de Victor Hugo Morales

Basta de ataques sobre los periodistas.
El despido de Victor Hugo Morales del canal C5N forma parte del intento oficial de controlar los pocos medios que no le responden o que, como sucede con los grupos mediáticos –Clarín, La Nación- comparten con el resto de la clase capitalista, la política macrista de ofensiva contra la clase obrera.
 
El despido de Morales –como antes el de Roberto Navarro– es parte de esa presión para “limpiar” al canal de periodistas opositores antes de su pase a manos de nuevos dueños que, según se supo, sería el fondo de inversión encabezado por un empresario macrista, Ignacio Jorge Rosner. La llave que tiene en sus manos el gobierno es que la venta de las empresas del grupo Indalo (de López), debe ser autorizada por la AFIP.
 
Este despido constituye un brutal ataque a la libertad de trabajo y de expresión. La aplicación de tarifazos, la reforma laboral y la jubilatoria, requieren de una homogeneidad en los medios para que defiendan todas estas tropelías del gobierno. La libertad de expresión entra en colisión con el monopolio capitalista de los medios de comunicación: la libertad de prensa está monoplizada por una clase social que apoya, en forma compacta, la aplicación de las reformas antiobreras del gobierno.
 
El macrismo se monta sobre la corruptela de los K para esconder toda su ofensiva antipopular y, en el caso de los medios, para que sus dueños los cierren o los vendan.
 
En el caso de Cristóbal López, el gobierno explota la deuda multimillonaria que el empresario acumuló con la AFIP (una parte de la cual utilizó en la compra de medios en la época K). El macrismo se sirve de ello para obligarlo a desprenderse de sus empresas, incluidos los medios, entre los cuales está C5N.
 
El despido de Morales se produce también en el marco de una situación crítica en el gremio de prensa. En las últimas semanas se anunció el cierre de la agencia DyN -cuyos accionistas conforman un directorio del que participan Clarín y La Nación, entre otros-, el vaciamiento de Radio Rivadavia y el pago en cuotas e irregularidades en el Grupo Indalo.
 
Con independencia de nuestras diferencias políticas, defendemos su derecho al trabajo y a expresar libremente sus ideas políticas en el canal.
 
Basta de persecución y presión oficial. Que Victor Hugo Morales sea repuesto en su puesto de trabajo. 
Tags: libertad-de-expresion, c5n, victor-hugo-morales, grupo-indalo

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero