16 de junio de 2017 | Por Cecilia Dinius, delegada de ATE en el Ministerio de Justicia y DDHH

"Escándalo" en la Ex ESMA: nueva provocación del ministro Garavano

Insultos y golpes a los trabajadores que reclamaban por salarios.
Los trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, acompañados por ATE, venimos exigiendo hace meses una resolución favorable para quienes cobran menos de 10.000 pesos por mes, salario que los ubica por debajo de la línea de pobreza, según las propias cifras difundidas por el INDEC.
 
Este viernes 16, y a sabiendas de que el ministro de Justicia y Derechos Humanos Germán Garavano iba a estar presente en un acto en la ex ESMA, decidimos ingresar al acto, una vez finalizadas las exposiciones, con la intención de pedirle una reunión. La respuesta del ministro, quien viene dilatando hace meses el conflicto, fue imponer la presencia de personal de seguridad, ubicado por todo el predio, y que intentó impedir por la fuerza el ingreso de los trabajadores y las trabajadoras que se encontraban en la entrada acompañando el reclamo, incluso a los golpes. Un verdadero escándalo montado por quienes deberían dar una respuesta inmediata al reclamo.
 

 
Las acciones violentas no se limitaron al equipo de seguridad del ministro, sino que incluyeron a su secretaria Flavia Champa, que acompañada de otros funcionarios gritaba a quienes reclamábamos por nuestros derechos salariales insultándonos con epítetos como "mogólicos", "negros de mierda" y "villeros”. Hasta la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina expresó “su rechazo a los dichos de Flavia Champa, secretaria de Sergio Kuschevatzky, director del Archivo Nacional de la Memoria, que funciona dentro de la Secretaría de Derechos Humanos y que usó las expresiones ‘negros de mierda’, ‘mogólicos’ y ‘villeros’. La funcionaria perteneciente al Ministerio de Justicia de la Nación le contestaba a trabajadores que realizaban una protesta en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA)”.
 
Vale mencionar que el reclamo de los trabajadores es más que conocido por el ministro Garavano y sus asesores: el 24 de mayo, en el marco de una medida de lucha en repudio a la paritaria del 20 por ciento firmada por UPCN, nos habíamos movilizado al Ministerio de Justicia para exigir un aumento salarial para los trabajadores de maestranza de la cartera. En aquella oportunidad, Cecilia Pando –activista en favor de los genocidas– fue recibida por funcionarios de Garavano, mientras los trabajadores seguimos esperando una respuesta. En el ministerio de Justicia y Derechos Humanos reciben a los defensores de los genocidas mientras los trabajadores recibimos golpes y maltratos.
 
Un conflicto que lleva más de 3 meses, con paro y quite de colaboración por parte de los compañeros de maestranza y con fuerte apoyo por parte del resto de los trabajadores, 7 reuniones entre ATE y los funcionarios, sin respuesta alguna al sencillo planteo de que no haya ningún trabajador por debajo de la línea de pobreza. Los que hicieron demagogia en plena campaña electoral con el slogan “Pobreza 0”, los que aprobaron el “dietazo” y cobran sueldos de 160 mil pesos mensuales, someten a familias enteras a vivir en la pobreza. Es lo opuesto a lo que venimos reclamando los trabajadores.
 
En el medio del escándalo violento montado por Garavano, los trabajadores y trabajadoras tenemos que redoblar los esfuerzos conseguir las re categorizaciones para todos los trabajadores, en particular para los compañeros de maestranza, los más golpeados por el ajuste y los tarifazos y exigir que Garavano cumpla con la reunión pactada para el día lunes y de una respuesta a tan junto reclamo.⁠⁠⁠⁠
 
 
Tags: garavano, ESMA, ATE

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero