9 de enero de 2017 | Por Tomás Bianco

Ex ESMA: después de los asados, baile arriba de las mesas

Renunció la funcionaria filmada bailando sobre un escritorio tras el repudio de los organismos de derechos humanos.

Karina Núñez, funcionaria del Espacio Memoria y Derechos Humanos (Ex Esma), decidió celebrar el fin de año montando una fiesta en las oficinas ubicadas en el antiguo campo de concentración de la dictadura, donde se estima que desaparecieron al menos 5 mil personas. Allí puso música a alto volumen, bailó y en el momento más fervoroso de su intervención, se encaramó en un escritorio desde donde arengó al personal a seguir sus festivos pasos. El episodio, que circuló por las redes sociales, provocó que la funcionaria reuniera al personal de la oficina a su cargo y amenazara: "Si caigo yo, caen todos". Entonces el video fue dado de baja, aunque el episodio trascendió y se obtuvo acceso al registro en medios como La Retaguardia. Durante la tarde de este lunes, Núñez presentó su renuncia al cargo.

La Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) repudió el episodió y recordó que a fines de 2013 los funcionarios kirchneristas también realizaron un asado en la ex ESMA que recabó el mismo rechazo. "Durante años hemos planteado que la ESMA, Centro Clandestino de Detención y Exterminio por el que pasaron más de 5000 compañeros, no podía ser utilizado para fiestas, asados y prácticas de murgas. Ese sitio sigue siendo el lugar donde desaparecieron a nuestros compañeros, y repudiamos cualquier intento de cambiar el sentido y significados de ese espacio". Ese planteo fue ignorado tanto por kirchneristas como por la gestión macrista. El repudio que provocó el baile de Núñez determinó que Claudio Avruj le solicitara la renuncia, que la funcionaria hizo efectiva. 

La AEDD también planteó que: 

-Se instrumente el inmediato cese de actividades ajenas a su funcionamiento específico.
-Restitución del Casino de Oficiales y todo el predio a su condición original tal como fue entregado en 2004 a los gobiernos Nacional y CABA.
-Se integre en forma efectiva e inmediata el Campo de Deportes al Espacio Para la Memoria ESMA.
-Retiro inmediato de todas las oficinas públicas.
-Que se separe de su cargo a la máxima autoridad del organismo que organizó esta “fiesta”: el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj. 

Luego de su renuncia debe garantizarse que no se hagan efectivas las amenazas que había proferido Núñez al personal a su cargo por la difusión del video de marras.

 

Tags: ex-esma, esma, derechos-humanos, centro-clandestino, asado, kirchnerismo

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero