6 de diciembre de 2017 | Por Ruso- PO Tolosa (La Plata)

La Plata: por un plan de obras públicas en todos los barrios de la ciudad

Según datos publicados por el Diario Hoy (3/12), unos 370.000 habitantes (43%) de la Ciudad no tiene acceso a la red cloacal, sobre un total de algo más de 850.000. Otro tanto, un 17%, no posee agua corriente en sus viviendas, otro importante factor de riesgo sanitario. El 60% de la población del Gran La Plata no tiene vivienda estable: el 30% de estas familias posee pozos ciegos, mientras que otro 12% debe utilizar cámaras sépticas.

Este mismo informe da cuenta de una enorme diferencia en este aspecto entre el Casco Urbano y la llamada "periferia". Ocurre que mientras en el Casco Urbano el 99% de los habitantes tiene conexión a cloacas y agua potable, sólo el 4% de los residentes en los crecientes asentamientos precarios accede a estos servicios.

El motivo es claro: en el Casco Urbano está instalada hace décadas la especulación inmobiliaria de los Building, Dacal y Moragues, que cuentan con los recursos económicos y el aval legal de la Municipalidad (COU) para dotar a sus emprendimientos de la infraestructura necesaria, a pesar de que estos luego no son utilizados para satisfacer las necesidades habitacionales de la población. Esto marca un marcado hilo conductor entre las gestiones pejotistas de Alak y Bruera, por un lado, y la actual de Garro, por el otro.

Según el ingeniero hidráulico y civil Claudio Miguel Velazco, "este porcentaje de vecinos afectados pasará a ser cada vez mayor en la medida que no se lleven adelante obras de ampliación en correspondencia con el crecimiento poblacional". No es un dato menor, aunque el principal problema radica en la creciente desocupación en la Ciudad, que se agrava entre las mujeres.

A la luz de esta situación, ¿qué podemos esperar los trabajadores de la Ciudad del gobierno de Garro y sus cómplices pejotistas, massistas y “progresistas” en el Concejo Deliberante? El Partido Obrero plantea la necesidad de un relevamiento general en todo el territorio platense que permita determinar qué obras son necesarias (y su costo) para arribar a la solución del problema. Este relevamiento debe estar a cargo de una comisión electa de vecinos en cada barrio junto a especialistas de la UNLP y trabajadores de la construcción que deberán realizar las obras contratados bajo convenio. Las obras, a su vez, deben ser financiadas mediante impuestos progresivos a la especulación inmobiliaria y el no pago de la deuda usuraria contraída por el estado provincial.


 

Tags: red-cloacal, agua-potable, la-plata

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero