20 de agosto de 2017 | Por Pedro Saracho (candidato a Diputado Provincial)

Las Paso en Catamarca

En Catamarca hay elecciones a diputados nacionales, y en simultáneo se eligen diputados provinciales, votados por distrito único y donde se renueva la mitad (20) de la Cámara. A su vez, los senadores provinciales se eligen por departamento, y se eligen también intendentes y concejales de varios municipios. Para dichos cargos, este 13 de agosto se realizaron las Paso.
 
Los resultados de las mismas volvieron a favorecer con un 46,5% a lista del FjpV (Frente Justicialista para la Victoria) impulsada por la gobernadora justicialista Lucía Corpacci, encabezada por su ministro de gobierno, Gustavo Saadi. Pero para asegurar el triunfo se vio obligada a concurrir en un frente con el agrupamiento que se referencia con Luis Barrionuevo, quien colocó a varios de sus hombres más fieles en lugares expectables tanto en la lista a diputado nacional como en las listas provinciales, afirmando el perfil de un frente abiertamente conciliador con las políticas nacionales en curso.
 
Si bien el macrismo concurría con una lista propia motorizada por el Frente Cívico y Social-Cambiemos (FCS-Cambiemos) que reúne al radicalismo de la provincia y a otras fuerzas menores, logrando un 36% de los votos, se vieron obligados a ir a las Paso con dos listas de cuño radical, triunfando la que encabezada el ex gobernador Eduardo Brizuela del Moral con un 60% de los votos de la interna. El otro sector, luego de la interna, ha mantenido su hostilidad y diversos comentaristas han planteado que podría abrirse de la campaña de octubre.
 
Fuera del del FJpV se presentó el Frente Unidad Ciudadana, que obtuvo un 4% liderado por un ex intendente de Tinogasta, el “Grillo” Avila, quien llegó a la intendencia con un discurso antiminero pero cuando asumió el cargo se enfrentó a los movimientos de lucha antimineros que se organizaron en ese pueblo. Por otro, su política se identifica con la que impulsa CFK, que precisamente mantuvo toda la legislación entreguista a favor del saqueo y la impunidad frente a la contaminación que producen esos procesos extractivos.
 
Nuestra elección
 
El Partido Obrero, en estas Paso, obtuvo un 3% de los votos en la provincia. En la Capital este porcentaje fue cercano al 5%, y en el departamento de Andalgalá, llegamos al 4,23% ubicándonos como tercera fuerza; en Belén obtuvimos el 2,1%; y en Valle Viejo llegamos a un 3,48%.
 
Estos números muestran un gran avance si se tiene presente que en el 2015 no logramos superar el filtro de las Paso.
 
Esta votación se conquistó como fruto de una mayor afirmación de la acción partidaria, que ha estado presente apoyando los principales reclamos de la docencia y la juventud universitarias, donde hemos avanzado en la conquista de posiciones en los centros estudiantiles; una gran acción dentro de la docencia agrupada en ATECA que nos ha permitido llegar a la dirección de una de las seccionales más importantes de la capital: de la misma manera, nos hemos transformado en la referencia de todos los reclamos frente a los abusos y la represión estatal, del mismo modo que hemos participado en la organización de un importante movimiento de lucha de las mujeres, y hemos logrado ampliar el radio de acción a los principales municipios de la provincia.
 
El desafío hacia octubre
 
Distintos medios y operadores ya están trabajando para que en octubre la elección se polarice y los cargos en disputa se los repartan los que han gobernado en las últimas décadas en la provincia, y la han llevado a la ruina en todos los sentidos. Tanto el justicialismo, en sus distintas variantes, o el FCS, tienen las manos manchadas con los enormes negociados que han realizado con la minera La Alumbrera, con la obra pública, llegando a extremos donde muchos funcionarios e instituciones están metidos hasta el cuellos en los grandes negocios mafiosos que se han expandido en la provincia, como es la droga, pero también las redes de trata, el contrabando, etc. Por eso, no pueden tolerar el ingreso de un dirigente del PO, porque de inmediato se transformaría en una suerte de fiscal del pueblo denunciando todo esto y en un tribuno y organizador de las luchas por las grandes y perentorias necesidades obreras y populares.
 
Asumimos el desafío. Vamos por más. Nos hemos puesto el desafío de conquistar 10.000 votos para asegurar nuestro ingreso a la Cámara de diputados. Vamos a multiplicar la militancia y a organizar la adhesión manifestada durante la campaña por las Paso. Vamos a explotar las divisiones y contradicciones crecientes de las fuerzas mayoritarias, vamos a confrontar y a plantear la necesidad de un debate de programa para ver quién tiene que pagar la crisis. Vamos a demostrar que tenemos una salida de fondo para reorganizar la provincia en función de los intereses de los trabajadores, objetivos que vamos a alcanzar mediante la lucha general del pueblo trabajador catamarqueño.
 
Tags: catamarca, elecciones, Paso

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero