11 de diciembre de 2017 | Por Víctor da Vila

Mendoza: Soledad Sosa se reincorpora a su puesto de trabajo en el poder judicial

Después de dos años de ejercicio de una bancada obrera, socialista y de la mujer.

Sole Sosa se reincorporó hoy lunes 11 a su trabajo en el poder judicial de la provincia de Mendoza. Algo poco común en los parlamentarios del régimen que se caracterizan por el carrerismo, pero una regla para los diputados obreros y socialistas del Partido Obrero en el Frente de Izquierda.

 

Una banca al palo

En tan solo dos años, Soledad presentó más de 240 proyectos, de los cuales más de 80 son de ley. Todos en torno a las necesidades y defensa de los trabajadores activos y pasivos, las mujeres y la juventud.

Soledad Sosa defendió las tierras públicas contra el intento de Macri de entregárselas a capitales internacionales como fue el caso de la Remonta. También planteó la nacionalización del sistema vial argentino.

Presentó la ley que prohíbe la utilización de material contaminante para la actividad minera, que tiene como base la ley 7722 de Mendoza.

También estableció el proyecto de ley para la jubilación anticipada de obreros y obreras de viña y el subsidio “inter cosecha” para todos los trabajadores cosechadores, al mismo tiempo que defendió la renacionalización de los recursos energéticos como el petróleo para sentar las bases de un plan de industrialización discutido por los trabajadores, estableció el proyecto de ley para un aumento inmediato de emergencia a los jubilados y el pleno 82% móvil sobre el salario en actividad, un salario mínimo igual a la canasta familiar, el pase a planta de todos los contratados y la prohibición de despidos por dos años.

 

Fue la protagonista de la destitución del presidente de la comisión de familia, mujer y género Julián Dindart (UCR Corrientes) por sus declaraciones despectivas hacia las mujeres: “se embarazan para cobrar un plan trabajar”. También se destacó en la campaña por Libertad a Belén, la joven tucumana que fue encarcelada tras sufrir un aborto espontáneo. Presentó el proyecto de inclusión laboral trans. Se destacó fuertemente en su rol de luchadora contra la doble opresión de las mujeres, es decir desde una perspectiva obrera y socialista.

Impulsó la legalización del cannabis para uso medicinal, la defensa de pensiones para personas discapacitadas, la expropiación y estatización del instituto “Antonio Provolo”, el resarcimiento histórico para los trabajadores de empresas estatales privatizadas en los noventa como correos, YPF, Gas del Estado, telefónicos, etc.

Soledad no sólo se destacó en sus enérgicas intervenciones en el congreso contra la demagogia del conjunto de fuerzas patronales oficialistas u opositoras, también acompañó las importantes luchas de los estatales de Tierra del Fuego y Santa Cruz. Visito las provincias de Córdoba, Chaco, Corrientes, La Pampa, Tucumán, Santa Fe, también Uruguay y Chile impulsando la organización y lucha de los trabajadores, los jóvenes y centralmente las mujeres. Su actividad y su exposición colaboraron para poner en pie las regionales partidarias de San Juan y San Luis.

 

Vocera de la causa socialista

Un importante diario de la provincia, para referirse al fin de su mandato, lo hacía diciendo que una peso pesado quedaba fuera del Congreso y así lo entendieron los miembros de la Corte más afines al gobierno de Alfredo Cornejo (gobernador mendocino). Estos impidieron que Sole regrese al juzgado tributario donde trabajaba y donde organizó gremialmente a sus compañeros. Quien fuera su remplazo fue electa delegada naranja del gremio judicial.

La Corte es consciente de que Sole vuelve al poder judicial a reforzar la organización gremial, pelear por el enganche del sueldo de los trabajadores al de los miembros de la Corte, por condiciones de trabajo y por romper los techos salariales de Cornejo. Su vuelta a trabajar en el poder judicial es vista como una bocanada de aire fresco para un sector significativo del activismo y los trabajadores que se ponen en contacto para potenciar la organización gremial.

El extremo celo de la Corte no solo es un acto de autoritarismo, es un acto de respeto frente a Soledad Sosa que a sus cortos 30 años se ha trasformado en una referente política obrera y socialista, no como fruto de una campaña de marketing, sino como la expresión del avance y estructuración de una estrategia y programa político que tiene como norte el gobierno de los trabajadores.

Expresa también el desarrollo subjetivo de la clase, que se aprecia en el crecimiento y estructuración del PO en todo el país, pero particularmente en su lugar: Mendoza y la zona de Cuyo.

Hoy vuelve a su puesto de trabajo a redoblar la batalla contra la reforma laboral y previsional, en defensa del salario y para derrotar el ajuste.

Tags: mendoza, soledad-sosa, diputados-del-frente-de-izquierda

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera