18 de marzo de 2017 | Por Coordinadora Sindical Clasista - Santa Cruz

Río Turbio: entre el ajuste del gobierno nacional y la demagogia del vicegobernador

En el pequeño salón de la Obra Social de Yacimientos Carboníferos (OSYC) en Río Turbio se desarrolló el plenario convocado por la Comisión Normalizadora de ATE Río Turbio, al que asistieron unas 40 personas entre dirigentes sindicales de ATE, CTA, Luz y Fuerza, ADOSAC, algunos delegados, y madres de despedidos de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT).  La apertura estaba programada para las 10 hs. pero  se dio comienzo pasado el mediodía, donde se incorporaron el vicegobernador Pablo González, el diputado nacional Mauricio Gómez Bull (FpV) y el diputado provincial Matías Mazú, el diputado por el pueblo Darío Menna (todos estos del Frente para la Victoria) y algunos concejales de Río Turbio.   
 
El plenario tuvo como eje la denuncia de los despidos en YCRT, pero no fue preparado con asambleas de los sectores, ni tampoco con algún otro mecanismo de participación de las bases en el evento. Tomaron la palabra madres de los despedidos exigiendo la reincorporación de sus hijos por considerar injustos los despidos.
 
El debate con los diputados y con el vicegobernador fue álgido. Pablo González no quiso pronunciarse en favor de la reincorporación de los despedidos y dijo que era un tema que se debía solucionar en el ámbito de la empresa y que él acompañaba la defensa de la empresa.
 
En su discurso, se limitó a cuestionar a los senadores radicales que no aprobaron la Ley para la figura legal de YCRT en el Congreso de la Nación. Propuso que se hable y se convenza al senador nacional Freddy Martínez (UCR) para trabajar por la figura legal.
 
Pero ante el reclamo de Elida Ramos, secretaria de la CTA local, no pudo explicar por qué motivo el kirchnerismo, que tuvo mayoría en ambas cámaras durante doce años, nunca trató la Ley para dar esa figura legal sino hasta después de haber perdido las elecciones de octubre de 2015 y solo para impulsar un proyecto que deja el control de la empresa en el ámbito del gobierno provincial de Alicia Kirchner.
 
El fracaso de la figura legal es en primer lugar una responsabilidad directa del gobierno kirchnerista y empalma con la política ajustadora del actual gobierno, que intenta un achicamiento de la empresa y la eventual privatización de la usina (y eso si es que la terminan).
 
Las intervenciones de las delegadas docentes hicieron trastabillar a Gómez Bull, reclamando por el pago de los salarios y el derrumbe de la salud y la educación en la provincia.
 
Desde la CTA se propuso la convocatoria a asamblea general en la empresa y prepararse con asambleas de todos los gremios y sectores para organizar una asamblea comunitaria para defender todos los derechos y en primer lugar reincorporar a los despedidos. Elevó a los presentes un texto donde se denuncian los despidos y el ataque a los convenios laborales del gobierno nacional y el interventor de la empresa YCRT (Omar Zeidán, bajo influencia de Eduardo Costa) y también se denuncia el ajuste provincial y municipal con su congelamiento de salarios, atraso en los pagos y desguace en la salud y la educación. Esta propuesta fue tomada como base del documento que firmarán los gremios el próximo lunes cuando vuelvan a reunirse.
Tags: rio-turbio, ycrt, adosac, ate, cta

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero