13 de noviembre de 2017 | Por Partido Obrero Los Antiguos

Santa Cruz: la grave crisis de salud en Los Antiguos

La guardia del nosocomio de Los Antiguos registró más de cincuenta casos de pacientes que presentaban cuadros de diarrea y vómito que, de acuerdo con algunas afirmaciones, puede estar relacionada con el consumo de agua proveniente de la red de abastecimiento local.
 
De acuerdo a lo que comunicaran en conferencia de prensa las autoridades del hospital local y representantes del ejecutivo, no se puede establecer cuál es la causa u origen de éste fenómeno. Los mismos expresaron que hasta tanto no se detecte el o los motivos de esta situación, se debe transmitir tranquilidad a los habitantes.
 
Sin embargo, la localidad vive por estas horas una situación que ha dejado al descubierto diferentes problemáticas que venimos denunciando hace muchos años desde el Partido Obrero.
 
Claro está que la tranquilidad no es algo que se pueda controlar en nuestro pueblo, y esto se debe a diferentes variables. Se puede citar el cultivo intenso de cereza con el consiguiente uso de agroquímicos, los cuales revisten una alta peligrosidad para la salud humana, de los animales y del ambiente (comprobada científicamente), esto a pesar de que Los Antiguos ha sido declarado “municipio no tóxico y ambientalmente sustentable” a través de la Ordenanza Municipal 961/07. Tampoco se cuenta con un estudio de impacto ambiental que demuestre cuál es el efecto que produce en nuestro ecosistema y nuestra salud la utilización de los mencionados productos. Todas estas irregularidades comenzaron a debatirse en la comunidad a través de distintos foros ambientales que exponían la situación y que apuntaban a una construcción social que atendiera esta problemática.
 
La situación también ha desnudado la precariedad en materia de salud, la carencia de prestaciones e insumos que sufre el hospital local y, en consecuencia, nuestra población. Esta localidad, que este fin de semana ha de recibir a cientos de visitantes en el marco de la Fiesta del Lago, y que año a año recibe a miles de personas en el marco del Festival Nacional de la Cereza, como otras celebraciones, no cuenta con un sistema de salud que pueda contener siquiera casos de mediana complejidad. ¿Qué sucedería ante un hecho de mayor gravedad en alguno de los masivos encuentros que se proponen desde este lugar?
 
Las madres embarazadas, en su mayoría, no pueden realizar un seguimiento de su embarazo con un servicio de ecografía que les brinde seguridad y deben trasladarse a la localidad de Caleta Olivia para poder tener un parto sin riesgo. No se cuenta con un laboratorio que pueda realizar estudios de complejidad y, en muchas situaciones, ni siquiera se dispone del material necesario para hacer una placa radiográfica. La cantidad de camas es escasa y el precario funcionamiento del nosocomio somete a los habitantes a una situación de permanente riesgo.
 
Las autoridades reconocieron que esta ha sido una situación que no se pudo prever. Lo cual puede apreciarse, no es cierto. Todo lo expuesto hasta ahora se podría prever si existiera la planificación y la inversión necesaria para hacer frente a esta realidad. También sostienen que “no se puede establecer la causa que provocó este cuadro”. Afirmación que nos hunde aún más en la incertidumbre, en la que nos someten a vivir y que demuestra que la improvisación da lugar al famoso “todo puede ser”.
 
A la crisis en salud se suman las de  vivienda, educación, el tratamiento de residuos cloacales (los cuales se sospecha se drenan en el lago) y de los basurales a cielo abierto, la planificación urbana que deriva en la falta de cloacas y de una red segura de agua potable.
 
Será necesaria la organización de los vecinos y de la población en general en asambleas en las que identifiquemos y analicemos la problemática, denunciemos la malversación de fondos en la obra pública y exijamos soluciones que nos brinden la calidad de vida que merecemos las familias trabajadoras de Los Antiguos.
 
Tags: contaminacion-agua, santa-cruz

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero