10 de enero de 2017 | Por Christian Paletti

Subte: tres nuevos incidentes que muestran una crisis del servicio

Las Líneas C, D y E, vieron comprometido su funcionamiento por explosiones en los trenes e inundaciones en vías y estaciones. Pasajeros y trabajadores en peligro

Un principio de incendio en los equipos eléctricos de una formación General Eléctric (de casi 70 años de antigüedad) de la Línea E la mantuvo  interrumpida durante varias horas, línea que ya venía funcionando con demoras. Este episodio puso nuevamente al descubierto la profunda crisis de seguridad que existe en el Subte, y no fue el único.  

Luego de que lloviera se produjo otro siniestro, esta vez en la estación Lavalle de la Línea C donde, mientras ingresaba agua por todos lados, se produjo una explosión en un tren con pasajeros debido a un cortocircuito en el pantógrafo -con la línea de tensión de 1500 volts de la alimentación eléctrica del tren-, produciendo la interrupción del servicio durante una hora. A esto se suma un hecho de gravedad: hace 8 días que Metrovías no realiza el mantenimiento preventivo obligatorio en las formaciones de la C para que puedan circular, debido a que el lugar donde se pretende trasladar al personal ante el cierre de la cabecera de Constitución (una vieja subusina eléctrica de 90 años) no es operativo, ni cumple con las condiciones mínimas de seguridad e higiene para realizar estas tareas y para el hábitat del personal. 

En las Líneas D y B se inundaron las vías y las estaciones (ver video). La D tiene servicio reducido desde el jueves pasado producto de la rotura del cable de alimentación de alta tensión de 1500 volts de los trenes. En esta misma línea se produjo un desprendimiento de la mampostería debido a la filtración de agua.

Este cuadro de derrumbe se da luego de la muerte del trabajador Matías Kruguer por electrocución y del conflicto de la semana pasada en la Línea C por condiciones de seguridad.

Mientras Metrovias, Sbase y el gobierno de la Ciudad  se niegan a realizar las inversiones necesarias y a implementar un protocolo universal de seguridad, se profundiza la crisis de seguridad para trabajadores y usuarios. Para que no se suceda una nueva Masacre de Once en el Subte resulta indispensable que se instaure el protocolo y se organicen Comisiones de Higiene y Seguridad Laboral bajo control de los trabajadores. 

 
Tags: subte, seguridad-e-higiene, seguridad-laboral, sbase, metrovias

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero