15 de julio de 2017 | Por Martin Benitez (Candidato a Concejal por el FIT)

Tandil: el gobierno de Cambiemos, contra la libertad de expresión

Quiere impedir las pintadas y pegatinas durante la campaña electoral
El intendente Miguel Lunghi (UCR) apeló a un método que atenta contra la libertad de expresión de todas las organizaciones políticas que participaremos en las próximas elecciones del 13 de agosto.
 
Disimulado tras la Mesa de Cambiemos, envió una “carta compromiso” a cada candidato reclamando un acuerdo para evitar pintadas en la vía pública y la pegatina de afiches.
 
Lo que Lunghi y Cambiemos no dicen, es que gastan millones de pesos en campaña, que plotean toda la ciudad, que abren locales en cada barrio, que pagan espacios publicitarios costosísimos en el principal multimedio de la ciudad, que le pagan a cada fiscal general y de mesa para garantizar su voto. Todo sale de las cajas negras que son fruto del saqueo al bolsillo de los tandilenses.
 
Lunghi inscribe la “Campaña limpia” en su eslogan de gobierno: “Tandil Ciudad Saludable, Verde y Sostenible”. El fundamento de esta consigna es potenciar el turismo como un negocio central de la ciudad.
 
La ciudad “saludable” tiene carencias brutales en el Hospital. La “sustentabilidad” del turismo se apoya en sueldos de hambre y precariedad laboral para trabajadores hoteleros y gastronómicos. En la ciudad “verde” no se preservan las sierras, no se separa en origen los residuos ni se moderniza su planta de tratamiento..
 
Campaña sucia, escondedora e hipócrita
 
Durante los tres periodos y medios de gestión radical, el avance de construcciones sobre las sierras destinadas al negocio turístico se ha extendido brutalmente. La venta de terrenos a miles de dólares el metro cuadrado es un gran negocio para las arcas del gobierno y para los especuladores inmobiliarios. Para cualquier trabajador resultan inaccesibles.
 
La oposición kirchnerista y massista se han acoplado con una política de complicidad rotunda. Ninguna de estas variantes ha denunciado estos negociados del gobierno.
 
Lunghi y Cambiemos quieren que nos olvidemos de todos los esfuerzos que hicieron para instalar una planta termoeléctrica ampliamente resistida por el pueblo tandilense.
 
La nota la dió Patria Grande
 
Patria Grande (Vamos), por parte de su principal dirigente local, aplaudió la propuesta de la Mesa Cambiemos. En Capital van en la interna del PJ, y en provincia son una colectora de CFK. En Tandil se someten a la hipocresía e intenciones proscriptivas de Cambiemos. Esta descomposición es la estación terminal del “horizontalismo populista” cuyos lazos con el Estado lo llevan a actuar como colectora y cómplice de los partidos patronales.
 
Sus militantes tienen que hacer el balance y sumarse a una alternativa política independiente del Estado, de la iglesia, de los empresarios y de los partidos patronales.
 
Rechacemos la impostura
 
Defendamos la libertad de expresión en cada barrio de nuestra ciudad, en cada fábrica, en cada espacio físico. Desarrollemos una fuerte campaña contra el ajuste, los despidos y suspensiones, contra la carestía, la falta de servicios en los barrios; contra los especuladores inmobiliarios, contra los tarifazos en los servicios públicos.
 
El Partido Obrero en el FIT rechaza rotundamente esta impostura que prepara una persecución política.
 
Este intento del gobierno comunal por monopolizar la campaña apunta a borrar del mapa a aquellos que denunciamos el ajuste de Macri, Vidal y Lunghi.
 
Saldremos a las calles de Tandil a hacer público a nuestros candidatos mediante los recursos a los que la clase trabajadora puede acceder.
 
Tags: Miguel-lunghi, tandil, pintadas

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero