6 de diciembre de 2017 | Por Iván Moschner

Ante la renuncia de Brandoni a la Asociación Argentina de Actores

La renuncia de Luis Brandoni a su condición de socio de la Asociación Argentina de Actores (AAA), que tuvo una fuerte repercusión mediática, debe ser leída en el escenario de un plan de guerra contra los trabajadores, los jubilados y la juventud por parte del gobierno nacional y los gobernadores provinciales.

Brandoni es militante radical, partido que integra la coalición de gobierno. Su renuncia por “incompatibilidad ideológica” con la conducción de la AAA es una indicación para alentar un vaciamiento del sindicato –una política antisindical para reforzar el plan del gobierno.

Vaciamiento

Actualmente, AAA tiene 5.700 afiliados sobre un total estimado de 60 mil actores en actividad en todo el país. No desarrolla una política de afiliación de actores, ni brinda a los trabajadores del gremio un ámbito de deliberación y lucha contra este plan de ajuste. No convocó una sola asamblea para tratar el impacto de la reforma laboral sobre el gremio, mucho menos sobre la reforma previsional. Para los actores es prácticamente imposible jubilarse.

Durante el gobierno de CFK, la AAA se asimiló un nivel de precarización del trabajo de los actores que hace que hoy algunas medidas planteadas por las reformas laborales parecieran no constituir grandes cambios para el gremio, como el monotributismo en las contrataciones de los teatros estatales.

La AAA recibe de las patronales el depósito de los salarios de la actividad. Es la que se encarga de pagar a los actores y realizar parte de los descuentos. No tiene que ir a ninguna parte para afiliar a un actor, porque éstos están obligados a ir hacia la Asociación para cobrar sus ingresos. Si el sindicato tuviera la preocupación de organizar a los trabajadores para enfrentar el ajuste, podría multiplicar su número de afiliados.

Pero la actual conducción no está empeñada en esta tarea porque no quiere transformar a la Asociación en una herramienta de lucha de los actores; sólo persigue el mantenimiento del manejo de sus cajas, que amplió tras la creación de SAGAI –la gestoría de derechos de intérprete que le entregó el gobierno de CFK.

Perspectivas

La renuncia de Brandoni se presenta como un “hartazgo” contra el kirchnerismo de la conducción de la Asociación pero busca también golpear un proceso en marcha: la recuperación del sindicato como una herramienta de lucha de los trabajadores.

En las recientes elecciones de la AAA no fueron los Brandoni los que presentaron una alternativa a la conducción, sino la Multicolor-que integramos con Actuemos-, y que obtuvo el 30 por ciento de los votos a nivel nacional, dando batalla contra el inmovilismo. Somos los que proponemos terminar con el vaciamiento del sindicato que ha llevado adelante la conducción de la Lista Celeste.

Desde Actuemos proponemos una campaña de impulso a asambleas y plenarios, para preparar una lucha contra el ajuste y la reforma laboral y estaremos presentes en las calles el 6 de diciembre y en las luchas que se avecinan.

Tags: asociacion-argentina-de-actores, television

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero