10 de enero de 2017 | Por Romina Del Plá - Daniel Sierra

Bullrich y los gobernadores, en pie de guerra contra las paritarias docentes

18 y 19 de febrero: Congreso Nacional de Tribuna Docente

El ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, anunció que no convocará a paritarias docentes nacionales: deja en manos de los gobernadores el manejo de la discusión salarial.

Los gobernadores, por su parte,  se preparan para fijar un techo a las suyas.

“El planteo es directo: juntarse los gobernadores de todo el país, más allá de las pertenencias (partidarias), para establecer un techo a las negociaciones paritarias” (Clarín, 2/1).

Su objetivo es fijar un techo en sintonía con los aumentos establecidos por María Eugenia Vidal para los estatales de la provincia de Buenos Aires –17% en quince meses–, con la complicidad de UPCN; y en Mendoza, por Alfredo Cornejo, que impuso una pauta del 18% e introdujo el “ítem aula”, una cláusula de presentismo equivalente al 10% del salario.

Según las declaraciones de un funcionario a Clarín, “hay provincias que pueden dar 5% de aumento, otras 15% y algunas no podrían dar ni un peso”. Por eso, el ministro Rogelio Frigerio encabezará una reunión de gobernadores a principios de febrero en el Ministerio del Interior.

La decisión expresa las dificultades y límites del macrismo para avanzar en este terreno. Pretende co-gerenciar con los gobernadores la tarea de establecer un salario testigo de pobreza para todo el país.

No a los topes salariales, la precariedad laboral y el salario por mérito

Bullrich fijó el año pasado, en  acuerdo con la burocracia celeste de Ctera, el salario inicial docente en un 20 por ciento más que el valor establecido en el salario mínimo del Consejo del Salario que, con el beneplácito de toda la burocracia sindical, en enero del 2017 es de 8.060 pesos. En aquella reunión del salario, Hugo Yasky apenas señaló que   "lo positivo fue que estuvieron otra vez juntas las centrales sindicales" (Ambito, 19/5/16).

De esta forma, el piso salarial ya estaría fijado en 9.672 pesos, 3500 pesos menos de lo básico para no caer en la pobreza. Este piso, a su vez, es el techo de muchas provincias. Y si el 17 por ciento se aplicara para todos, un maestro de grado en la provincia de Buenos Aires con 10 años de antigüedad cobraría alrededor de 12579 pesos durante todo 2017, mil pesos menos de la canasta de pobreza a diciembre de 2016.

El ajuste incluye introducir “productividad”,  el salario por metas para toda la administración pública y para todo el movimiento obrero, en el camino de la modificación del convenio  entregado por el burócrata Pereyra en petroleros. El “esquema” del Ministerio de Modernización, de Andrés Ibarra, incluye cursos de formación y exámenes, de ingreso y de permanencia en la administración pública, incluyendo a la docencia (La Nación, 9/1).

El salario docente, además, quedaría sujeto a las reformas anti-jubilatorias contra los docentes, como las que desarrollan la gobernadora Rosana Bertone (del Frente para la Victoria), en Tierra del Fuego, o el gobernador “socialista” Miguel Lifschitz en Santa Fe.

La burocracia sindical no ha movido un pelo. Los despidos de casi 3000 compañeros en el Ministerio de Educación Nacional, fueron entregados por la dirección “cristinista” de ATE-Capital.

Organicemos el No Inicio para quebrar el ajuste

El 2016 terminó con conflictos y descontento en muchas provincias. En Mendoza, una autoconvocatoria de los docentes suplentes arrancó la continuidad en sus cargos; en Santa cruz sigue el conflicto por la falta de pago en tiempo y forma de los salarios de parte de Alicia K; en Buenos Aires estalló la indignación por los descuentos ilegales de Vidal sobre el aguinaldo y sobre el incentivo docente (que Baradel volvió a dejar pasar), los sutebas multicolores convocaron a un plenario de delegados con mandato en febrero para votar el paro de no inicio, y lo mismo anunciaron las seccionales combativas de Aten (Neuquén).

Vamos a la lucha provincia por provincia, una tarea que queda a cargo de los sectores combativos de la docencia. Tribuna Docente impulsa la realización de un Plenario Nacional Opositor, para convocar unificadamente al paro de no Inicio en marzo  El año próximo también será el de la lucha por la recuperación de Suteba, en el camino de la reconquista del Sutna, por parte de los trabajadores del neumático.

El Congreso Nacional de Tribuna Docente centrará sus deliberaciones en ambos desafíos, quebrar la paritaria del ajuste y poner en pie una nueva dirección en el gremio docente.

 

Tags: tribuna-docente, ajuste-educativo, noticiero-obrero, congreso-tribuna-docente

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero