20 de marzo de 2017 | Por Fran Prado y Pablo Busch

¿Crisis en Nobleza Piccardo? Que se abran los libros de la empresa

Estadísticas oficiales desmienten que haya una caída del consumo como afirma la empresa, que presentó un ´recurso preventivo´. Defendamos el convenio y los puestos de trabajo.
La ex Nobleza Piccardo, actualmente British American Tobacco, presentó un ´recurso preventivo de crisis´ ante el Ministerio de Trabajo de La Nación, con el objetivo de “readecuar” su producción a la crisis de consumo de cigarrillos.
 
Según El Cronista (15/3), “la compañía planea despidos de personal y reducción de sus actividades, afectada por una fuerte caída del consumo de cigarrillos. La decisión pone en riesgo la continuidad laboral de las 853 personas que trabajan en sus dependencias administrativas, industriales y de distribución en San Isidro, Pilar y otras localidades alrededor del país.”
 
¿Crisis de consumo?
 
A pesar de los anuncios de crisis, el último informe de la Secretaría de Agricultura de la Nación, el volumen de ventas en enero de 2017 fue superior en 2 millones de atados al correspondiente a enero de 2016, manteniendo una recuperación después de la abrupta caída de mayo de 2016, cuando cayó por debajo de los 100 millones de atados.
 
De hecho, en los meses anteriores al anuncio de Nobleza, el consumo creció de 142 millones de atados en octubre de 2016, pasó a 152 millones en noviembre y 172 millones en diciembre (ver fuente aquí), una recuperación del consumo que se produce, además, a pesar de un sostenido incremento de precios.  
 
Los números son elocuentes; la crisis de consumo no existe y expone que el ´recurso preventivo de crisis´ es una maniobra para desenvolver una reducción del “costo laboral”. Pero el costo laboral está lejos de ser la causa raíz del problema. La única crisis de consumo que tuvo la industria tabacalera, en mayo de 2016, fue consecuencia del tarifazo del gobierno de Macri, que buscó a través de un nuevo impuesto al consumo de cigarrillos, quedarse con una mayor tajada para el presupuesto. ¡La crisis por la que pasó el consumo de tabaco no tiene que ver con los trabajadores sino que es una consecuencia del descalabro económico que generan las medidas de ajuste del gobierno!
 
En resumen: el costo laboral no tuvo que ver con la crisis de consumo, la crisis de consumo está en franca recuperación pero aun así la empresa busca resolver una “crisis que no hay” con un ataque a las condiciones de trabajo y una reducción de la plantilla. Nobleza se pone a tono con el gobierno en la línea de la flexibilización laboral, apuntando a mantener los niveles de producción con menos trabajadores (super-explotación).
 
Es el mismo método que Héctor Magnetto aplica contra los obreros de AGR-Clarín: invoca una supuesta caída de la producción –que los números desmienten– para despedir a todo su plantel y retomar la producción con trabajadores precarizados, sin las conquistas actuales de los compañeros y sin organización gremial.
 
Programa
 
Hay que rechazar esta extorsión. No se debe aceptar ningún despido. Los trabajadores no sobran, y no hay crisis de consumo. El problema no es el costo laboral, sino el objetivo capitalista de incrementar su ganancia. Los trabajadores de la British Tobacco deben tener acceso a toda la información sobre la realidad de la empresa y de las negociaciones en curso y no ser convidados de piedra; que se abran los libros y las cuentas de la empresa. Una comisión electa en asamblea general y responsable ante ella debe ser la encargada de llevar adelante estas funciones.
 
Esto debe ser sostenido en pie de lucha por todos los trabajadores de Nobleza.
Tags: despidos, industria-tabacalera, trabajadores-de-british-tobacco

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero