19 de mayo de 2017 | Por Estela Ramazoti (Secretaría de Género y Derechos Humanos)

Triunfo de la Lista 1 Bermellón en INTA Castelar

El 17 de mayo se realizaron las elecciones de Junta Interna en INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) de Castelar. La Bermellón revalidó su mandato con más del 78% de los votos.
 
Por primera vez hubo dos listas; históricamente se presentaba solo una, aunque en el último período apareció con más claridad  una tendencia kirchnerista, que durante la década pasada se limitó a boicotear todo proceso de lucha, llamando a no atentar contra "el modelo" y atacando a la Junta Interna por "ser del PO". 
 
Desde el cambio de gobierno, la patronal (en sociedad con la burocracia Verde-Blanca de ATE Capital, que dejó pasar los despidos en los organismos que dirige) comenzó a operar para desplazar a la Junta Interna.
 
La "Nueva Agrupación Nacional, Popular y Federal", que se formó bajo el lema "vamos a volver", agrupó mayoritariamente a jefes y coordinadores, que están de comisión fuera del INTA. Se presentaron en estas elecciones, ocultos tras los colores Celeste y Rojo, los mismos que estaban a favor del impuesto al salario y en contra de los paros contra el tope a las paritarias, los que se opusieron al reclamo de juicio y castigo a los responsables de la muerte de Diego Soraire (trabajador del INTA, víctima del “ajuste” en las condiciones de seguridad).
 
La campaña de los K estuvo signada por el macartismo y los ataques contra el PO. Recorrieron los sectores diciendo que querían sacar al PO y anunciando que su lista estaría bien vista por Héctor Espina, el director nacional, ex Batallón 601 y funcionario K. Intentaron maniobras de todo tipo: por ejemplo, largaron un apresurado empadronamiento de no afiliados para votar, enviando al sindicato para ello a becarios Conicet; varios jefes les hicieron campaña pegando carteles; también pretendieron imponer una urna para no afiliados. 
 
El tiro les salió por la culata. El rechazo de los trabajadores a la lista de la patronal fue muy claro, el triunfo fue arrasador. El 78% del padrón se presentó a votar y la Bermellón, se hizo con el 78,6% de los votos. Fue una votación plesbiscitaria a la Junta Interna y un apoyo a la independencia de los gobiernos de turno, que fue parte de su plataforma. Fue un cachetazo a la patronal, que pretendía una Junta Interna de jefes para aplicar el ajuste sin dificultad. 
 
Tribuna Estatal integra y es una parte importante de esta lista. Somos los constructores de esta Junta Interna que ha ido creciendo en influencia, dando un debate profundo en la delimitación política con todas las variantes patronales.
 
Los compañeros han hecho un gran reconocimiento a lucha en la defensa de los intereses de la clase obrera y los trabajadores del INTA.
Tags: ate, elecciones-sindicales, castelar, inta

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero