19 de junio de 2017 | Por Patricio Lara

La burocracia papelera firma paritarias de pobreza

Firmaron un acuerdo del 19% anualizado, a espaldas del gremio y maniobrando contra las bases en lucha.
Luego de intensas maniobras contra las bases del gremio, el pasado lunes 12 de junio la burocracia de la Federación Papelera firmó con la Cámara de Fabricantes un acuerdo salarial de miseria, que supone un aumento anualizado de un 19% (solo un 14% los primeros 6 meses, y un 10% más a partir de octubre), muy por debajo de la inflación pronosticada, que estará por encima del 25%.
 
Días atrás, ante el rechazo de las bases papeleras a lo dilatado de las negociaciones y lo ridículo del ofrecimiento patronal, la Federación del Papel y la Cámara de Fabricantes habían solicitado una “conciliación voluntaria” en medio del paro del 1° de junio. Esta “conciliación” sirvió para desmovilizar y enfriar los ánimos de los trabajadores, creando una falsa expectativa de movilizar el 15 de junio, fecha en que se realizaría una nueva audiencia.
 
Con la maniobra obtuvieron el marco para mantener reuniones privadas y evitar por todos los medios la intervención de los trabajadores en las negociaciones.
 
 
El acuerdo
 
La medida de los salarios de hambre queda ilustrada por el básico inicial del gremio, que recién en abril de 2018 pasaría a… $55 la hora.
 
Además de las cifras de miseria, gran parte de esto es no remunerativo –solamente se incorporan los aportes a Obra Social, Federación y Sindicatos.
 
Tampoco aparece contemplado en el acuerdo ningún bono compensatorio y mucho menos una cláusula gatillo que compense el desfasaje inflacionario. Solamente se limita a convocar a una nueva reunión en enero para evaluar el índice de precios abril/diciembre, sin ningún compromiso de compensar la diferencia entre este y lo acordado.
 
Se trata de salarios que le garantizan a las patronales miles y miles de trabajadores pobres, que ante el ahogo económico deben someterse a interminables jornadas laborales y a la arbitrariedad patronal en la organización del trabajo. Esta es la línea reclamada desde el empresariado y el gobierno, para descargar la crisis económica sobre los trabajadores.
 
 
Perspectivas
 
La agrupación opositora Gris Papelera desarrolló una gran campaña de volanteos, asambleas y movilizaciones por el reclamo de un 40%.
 
En la última etapa de las negociaciones advirtió y denunció oportunamente la maniobra de entrega que se preparaba y ante esto realizó un acto el lunes 12 de junio en Smurfit Kappa-Bernal, contra una nueva entrega de las paritarias, contra los salarios de hambre y por democracia sindical.
 
Ante lo exiguo del acuerdo, planteamos además que como medida paliatoria no se descuenten los aportes sindicales, sino solamente los de obra social –mejorando así el monto percibido por los trabajadores mientras las sumas sean “no remunerativas”.
 
Ese mismo día, mientras las comisiones internas y los trabajadores de Kimberly y Smurfit defendían el salario en las calles, los paritarios de la Federación firmaban detrás de un escritorio y de manera inconsulta el acuerdo hambreador.
 
Para todos los compañeros del gremio es hora de hacer un balance sobre la realidad que nos golpea –cierres de fábricas, despidos y suspensiones, salarios de pobreza, condiciones de trabajo deplorables, un sistema de salud paupérrimo, turnos rotativos que arruinan la salud– y la responsabilidad en la misma de la burocracia, las patronales y el gobierno.
 
La rebelión de los choferes de UTA Córdoba muestra una tendencia que recorre los gremios de Argentina. Recuperar sindicatos y cuerpos de delegados, desarrollar agrupaciones clasistas, concretar frentes antiburocráticos y de lucha, serán las herramientas para cerrar definitivamente la etapa del peronismo en los sindicatos y darle a estos una política de clase.
Tags: papeleros, paritarias

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero